Dinero de los Cachiros pudo haber financiado campaña de JOH: New York Times

El gobierno de Estados Unidos presentó una solicitud de autorización de búsqueda de la DEA mostrando que en 2013, Rivera secretamente grabó una conversación con otro traficante hondureño que afirmó haber hecho un pago de 250.000 dólares destinado a Juan Orlando Hernández, quien más tarde se convertiría en presidente de Honduras. 

Por:  Joseph Goldstein y Benjamin Weiser/ New York Times

TEGUCIGALPA, HONDURAS – El número de asesinatos que el señor de la droga hondureño, Devis Leonel Rivera Maradiaga, jefe de Los Cachiros, admitió a orquestar durante 10 años fue impresionante.

Los muertos incluyeron a personas que describió como asesinos, violadores y pandilleros. Luego estaban los inocentes: un abogado, dos periodistas, un refugiado hondureño en Canadá, un funcionario que servía como zar antidrogas de Honduras y un político que se convirtió en su asesor; hubo incluso dos niños atrapados en un tiroteo.

En total, el narcotraficante, Devis Leonel Rivera Maradiaga, dijo que, trabajando de concierto con narcotraficantes y otros, había “causado” la muerte de 78 personas – un número que planteaba un dilema para los funcionarios de Estados Unidos cuando llegó Rivera a ellos ofreciendo exponer la corrupción de alto nivel en esta nación centroamericana de unos nueve millones de personas.

Sabiendo que ya estaba en la mira de los investigadores de Estados Unidos, Rivera buscó ayudar a la Drug Enforcement Administration a erradicar a políticos corruptos y otras élites que habían hecho de Honduras una puerta de entrada para cantidades masivas de cocaína hacia Estados Unidos a través de México.

Devis Leonel Rivera Maradiaga lideró junto a su hermano Javier,  una brutal banda de drogas que transportó toneladas de cocaína al norte. Luego se acercó a la Drug Enforcement Administration para un trato.

 

La oferta llegó en un momento en que los funcionarios estadounidenses estaban profundamente preocupados por la caída de Honduras en la anarquía. Aliado incondicional y sede de una base militar de Estados Unidos , Honduras estaba plagada de narcotraficantes y pandillas y tenía una de las tasas de homicidios más altas del mundo. Es el primer punto de aterrizaje para alrededor del 80 por ciento de los vuelos sospechosos de drogas que salen de América del Sur, dijo el Departamento de Estado.

Sin embargo, para firmar al Sr. Rivera un acuerdo formal de cooperación significaba que el gobierno probablemente tendría que hacer algo por él: buscar la clemencia en su nombre, lo cual podría evitarle una larga sentencia de prisión y dejar a las familias de las víctimas hondureñas creer que el Sr. Rivera se escapó con el asesinato.

Hoy, cuatro años después de iniciada la cooperación clandestina del Sr. Rivera, los fiscales federales de Manhattan, con su ayuda, acusaron a siete policías de la fuerza nacional de Honduras, junto con el hijo del ex presidente del país y varios miembros de una destacada familia bancaria hondureña.

La evidencia, dijo un fiscal en una audiencia el 5 de septiembre, mostró nada menos que “tráfico de drogas patrocinado por el estado”.

Los investigadores también recopilaron evidencias de que el ex presidente de Honduras, Porfirio Lobo, tomó sobornos para proteger a los traficantes y que el dinero de la droga pudo haber ayudado a financiar el ascenso del actual presidente del país, Juan Orlando Hernández.

Ningún político ha sido acusado y, a través de representantes, negó vigorosamente las acusaciones al New York Times.

Aquí en la capital, que se encuentra en un bol rodeado de montañas, se ha especulado mucho sobre quién se enfrentará a los cargos en Nueva York, algunos de los cuales fueron alimentados por la embajada de Estados Unidos, que tomó el paso inusual de publicar una lista de hondureños, incluidos los actuales oficiales militares, bajo investigación por narcotráfico y corrupción.

Los fiscales han reclutado a cooperadores con antecedentes violentos para lograr el mayor objetivo de derribar a un líder de la mafia o a alguna banda violenta. Salvatore Gravano, ex subcomandante de la familia del crimen Gambino en Nueva York, quien se convirtió en informante del gobierno, admitió haber matado a 19 personas.

En el caso de Honduras, los fiscales que aprobaron el acuerdo con el señor Rivera y un segundo acuerdo con su hermano, Javier, dicen que los hombres ofrecieron una oportunidad única para exponer los vínculos entre narcotraficantes y políticos y empresarios hondureños.

“El tráfico de drogas ilegales en Honduras no sólo infectó gran parte de su sociedad civil, incluyendo a los niveles más altos de gobierno y su sector financiero, sino que también trajo niveles alarmantes de violencia a su pueblo”, dijo Joon H. Kim, Manhattan, en un comunicado.

Los detalles de la cooperación de Devis Rivera, que incluyó el registro subrepticio de los objetivos hondureños, surgieron en marzo, cuando testificó durante dos días contra Fabio Lobo, hijo del ex presidente de Honduras. El Sr. Lobo fue recientemente condenado a 24 años de prisión por conspiración de cocaína.

Un oficial de policía que se acerca a una casa en el barrio La Era de Tegucigalpa. Muchos oficiales han sido despedidos por cargos de corrupción vinculados al narcotráfico. (Foto de Daniele Volpe)

Asesinato de un General

Los hermanos Rivera, que dirigían una organización de traficantes llamada Los Cachiros, construyeron una fortuna como intermediarios, trasladando cocaína de pistas de aterrizaje ocultas hacia el norte a los carteles mexicanos.

Los hermanos utilizaron la violencia para forjar rivales y otros, desde al menos 2003 cuando Devis Rivera estuvo involucrado en el asesinato de un guardia de seguridad del hospital y, el año siguiente, el asesinato del hombre que había estado vigilando, un líder hondureño del cártel.

A finales de 2009, el señor Rivera testificó que él y otros traficantes se sentían amenazados por el general Julián Arístides González Irías, el zar antidrogas hondureño.La embajada estadounidense en Tegucigalpa describió una vez al general Arístides González como la ” última (algo) mejor esperanza ” para revivir los esfuerzos antinarcóticos de Honduras, según un cable publicado por WikiLeaks.

Un sospechoso arrestado en el barrio de San Miguel de Tegucigalpa, con paquetes de lo que se sospechaba que era cocaína en el escritorio a su lado.(foto de Daniele Volpe)

“La decisión fue tomada para matarlo”, declaró Rivera. El general Arístides González fue asesinado el 8 de diciembre de 2009 por un pistolero en una motocicleta.

El Sr. Rivera declaró que los traficantes pagaron entre 200.000 y 300.000 dólares por el asesinato, que fue manejado por un grupo de policías.

Los cadetes de la Academia Militar General Francisco Morazán estuvieron de guardia en el funeral del general Julián Arístides González Irías, un zar antidrogas que fue asesinado por un pistolero en una motocicleta. (foto de Orlando Sierra)

Eso fue en torno al mismo tiempo, declaró Rivera, que él y su hermano compraron un presidente.

Preocupado por la posibilidad de extradición a Estados Unidos, Rivera dijo que pagó más de 400.000 dólares en sobornos al presidente Porfirio Lobo, antes y después de las elecciones de noviembre de 2009. En la casa del Presidente Lobo a principios de 2010, Rivera recibió la garantía que quería.

“El presidente me dijo que le dijera a mi hermano que no se preocupara”, recordó Rivera, “porque durante su mandato de cuatro años nadie sería extraditado”.

El presidente Lobo también designó a su hijo Fabio, que en su día fue juez de la corte de menores, “como intermediario que podría protegernos, ayudarnos – los Cachiros”, dijo Rivera.

Fabio Lobo se convirtió en un valioso aliado. “Le di un soborno casi cada vez que lo conocía”, dijo Rivera. “Sabía que al tenerlo conmigo, todo saldría bien”.

Una vez, el hijo del presidente, montado con sus detalles de seguridad armados en un convoy de SUV azul de Prado, escoltó 1.000 kilogramos de cocaína para los hermanos a través de un puesto de control policial.

“Bajó un poco las ventanas y luego empezó a hablar con los agentes de policía”, recordó Rivera.

Según el relato del Sr. Rivera, el hijo del presidente se lanzó a su nuevo papel, pidiendo visitar una pista de aterrizaje al aire libre para “sentir la adrenalina – lo que experimenta cuando recibe un avión cargado de drogas”.

“Haría cualquier cosa por ti”, dijo Fabio Lobo en una conversación grabada. -Iré a la luna y regresaré por ti.

⇐El ex presidente de Honduras, Porfirio Lobo Sosa, en 2012. Las autoridades están investigando acusaciones de que él tomó sobornos para proteger a los traficantes de drogas. Foto de Alexandre Meneghini / Prensa Asociada

Con el patrocinio del presidente Lobo, los hermanos invirtieron en empresas de construcción que compitieron por contratos gubernamentales. A la manera de Pablo Escobar, abrieron un zoológico, con tigres, jaguares y leones. 

Los hermanos también desarrollaron relaciones con una de las familias más prominentes del país, los Rosenthal, que actuaban como banqueros y lavadores de dinero. Invirtieron el producto de la droga en el ganado, con su carne de vaca exportada más adelante a los Estados Unidos, y agricultura.

Brian H. Bieber, abogado del ex presidente Lobo, dijo que su cliente sigue siendo investigado por las autoridades estadounidenses. Dijo que la situación ha sido frustrante para el Sr. Lobo, que ha sido “fuerte y claro en su negación enfática” de las denuncias de Rivera.

“No hay absolutamente ninguna evidencia creíble para apoyar las denuncias hechas por un asesino en masa admitido y un narcotraficante convicto”, dijo Bieber, agregando que el ex presidente no tenía “absolutamente ninguna” relación con los Cachiros.

A medida que el mandato del Presidente Lobo se acercaba a su fin en 2013, el Sr. Rivera tenía nuevas preocupaciones.

El Departamento del Tesoro de los Estados Unidos había anunciado sanciones contra los hermanos Rivera, y las autoridades hondureñas comenzaron a apoderarse de sus bienes, valiéndose de cientos de millones de dólares, incluso de su zoológico.

“Tenía miedo por mi vida. Tenía miedo por mi familia “, declaró Rivera. “Podría matarme porque había trabajado con políticos, policías”.

En diciembre de 2013, el Sr. Rivera declaró, él y su hermano Javier habían comenzado a hablar con la DEA y los fiscales para tratar de llegar a un acuerdo.

Un zoológico que los hermanos Rivera abrieron en Santa Cruz de Yojoa fue tomado por el gobierno. Foto de Daniele Volpe)

Una ganga del diablo

Los fiscales lucharon con la idea de conceder un trato a los hombres que habían matado a tanta gente, particularmente a inocentes, según funcionarios actuales y anteriores del gobierno.

Poco se ha dicho acerca de cómo comenzó ese acuerdo. El 5 de diciembre de 2013, Rivera y su abogado se reunieron con la DEA y al menos un fiscal en una sesión secreta en Belice, según un documento. En total, se realizaron unas 20 sesiones, según el documento.

“Estábamos tratando de corroborar lo que nos estaban diciendo, obviamente, a través de ese proceso”, dijo un alto funcionario de la DEA.

Un funcionario dijo que los fiscales no eran conscientes de cuántos asesinatos el Sr. Rivera había estado involucrado en – sólo su papel en el tráfico de drogas – hasta después de las discusiones comenzaron.

Bajo un acuerdo de cooperación, los hermanos tendrían que admitir – y declararse culpables – todos los asesinatos y otros crímenes que habían cometido, incluso aquellos de los que las autoridades no eran conscientes. Eso sería barrer en asesinatos que de otro modo podrían no tener explicaciones en Honduras.

El cuerpo del anibal Aníbal Barrow fue removido de un campo en las afueras de San Pedro Sula el 9 de julio de 2013. Las autoridades dijeron que el señor Barrow fue secuestrado y asesinado bajo la dirección de los hermanos Rivera. (foto AP)

“Una declaración de culpabilidad como parte de la cooperación es a menudo la única forma en que el acusado puede ser considerado responsable”, dijo Kim, el abogado de Estados Unidos en funciones, hablando en general.

El acuerdo de Rivera demuestra que si cumplió su parte del acuerdo, los fiscales buscarían clemencia en su sentencia. También puede ser incluido en el programa de protección de testigos, dice el documento. Algunos de sus parientes ya han sido autorizados a trasladarse a los Estados Unidos, declaró Rivera.

El alcance de la asistencia de los hermanos Rivera continúa haciéndose público en los procedimientos judiciales. Este verano, el gobierno presentó una solicitud de autorización de búsqueda de la DEA mostrando que en 2013, Rivera secretamente grabó una conversación con otro traficante hondureño que afirmó haber hecho un pago de 250.000 dólares destinado a Juan Orlando Hernández, quien más tarde se convertiría en presidente de Honduras. El documento no indica que el señor Hernández haya recibido el dinero.

La oficina del señor Hernández respondió que no estaba consciente, hasta una investigación por The Times, de esta alegación en el documento de la DEA. Atribuyó la reclamación a los narcotraficantes que han sido blanco de la campaña antidroga del propio gobierno de Hernández.

Juan Orlando Hernández, presidente de Honduras, hablando en Washington en 2015. (foto de Nicholas Kamm-AFP=

“Es lógico e incluso predecible que los criminales que han sido dañados por las acciones de nuestro gobierno sienten odio y resentimiento contra aquellos que han tomado esas decisiones”, escribió la oficina del señor Hernández en un comunicado.

La oficina del presidente dijo que la lucha de la administración contra los narcotraficantes ha resultado en 14 extradiciones y la destrucción de 150 pistas de aterrizaje clandestinas.

Nota relacionada “Los Cachiros” hacen temblar a los políticos hondureños desde una cárcel de Nueva York

Durante el mandato del Presidente Hernández, la tasa de homicidios de Honduras ha caído. Alrededor de un tercio de la fuerza policial ha sido despedido tras revelaciones de algunos funcionarios de papel en los asesinatos relacionados con las drogas.

Sin embargo, un reciente informe del Departamento de Estado señaló que en Honduras “han surgido nuevos jefes criminales para asumir el liderazgo de redes desmanteladas para continuar el contrabando de cocaína y otras formas de delincuencia”.

El señor Rivera ha indicado que ha cumplido con su objetivo.

“Lo que hice fue confesar todos los crímenes que he cometido”, declaró. “El trabajo que he hecho con ellos ha sido darles información, toda la información que yo conocía, sobre mi trabajo con el narcotráfico y los políticos”.

Práctica de tiro en el Instituto Tecnológico Policial. (foto de Daniele Volpe)

 

Justicia Contaminada

En Honduras, hay alivio. Rivera enfrenta la justicia en Nueva York.

Hilda Caldera, la viuda de Alfredo Landaverde, un político y funcionario antinarcóticos asesinado en diciembre de 2011, uno de los asesinatos a los que Rivera se ha declarado culpable. La justicia aquí está contaminada.

En una entrevista en la universidad nacional donde enseña, la Sra. Caldera dijo que su esposo había estado dispuesto a declarar públicamente lo que pocos dirían: que los traficantes se habían infiltrado en la policía y el ejército.

“Estaba solo, tan solo, hablando de esto”, dijo.

El nombre del Sr. Landaverde aparece en una hoja de cálculo, titulada Apéndice A, que forma parte del acuerdo de súplica del Sr. Rivera. El documento de tres páginas enumera los 78 asesinatos hasta 2013 en los que el Sr. Rivera admitió su participación.

Oficiales de policía y trabajadores de hospitales en 2011 alrededor del cuerpo del Sr. Landaverde, el ex asesor del gobierno. Devis Leonel Rivera Maradiaga se ha declarado culpable de su asesinato. (foto de Fernando Antonio / Associated Press)

Los nombres de 49 víctimas se enumeran sólo parcialmente o como “FNU LNU” – nombres y apellidos desconocidos – y otros detalles cuando estén disponibles.

Uno era “un asesino que se creía que había trabajado para la familia Echeverría-Ramos”. Varios fueron “sospechosos” de asesinos y violadores.

Veintinueve víctimas son nombradas en su totalidad, incluyendo al Sr. Landaverde, la 51ª entrada.

El padre de una víctima, Heriberto Palacios, dijo que desde hacía mucho tiempo dudaba de que alguien que ordenara el asesinato de su hijo, Nahum, tuviera que rendir cuentas, y se sentía incómodo ante la perspectiva de clemencia para los hermanos Rivera, en Honduras”.

Su hijo había sido un destacado reportero de televisión y radio, un defensor de los agricultores encerrados en una sangrienta lucha con los grandes terratenientes. En 2010, Nahum y su novia, Yorleny Sánchez, un médico, fueron asesinados fatalmente cerca de su casa. Son las víctimas núms. 23 y 24.

El señor Palacios, un jornalero jubilado, dijo que una vez fue a una oficina del gobierno local para investigar sobre la investigación de asesinato de su hijo. Dijo que los funcionarios se negaron a proporcionar cualquier información, a menos que “pudiera malinterpretarlo”.

La viuda del Sr. Landaverde recordó la franqueza de su marido sobre los traficantes de drogas que se infiltran en la policía y el ejército. “Estaba solo, tan solo, hablando de esto”, dijo.

46 comentarios sobre “Dinero de los Cachiros pudo haber financiado campaña de JOH: New York Times

  • el octubre 10, 2017 a las 10:03 pm
    Permalink

    Y a Alfredo Villatoro seria Pepe el wue lo mando a matar?.
    Que peste la que ha llegado a gobernar este pais.

    Respuesta
  • el octubre 9, 2017 a las 11:46 am
    Permalink

    Si agarraron pisto del IHSS, no lo iban a tomar de los cachiros?

    Respuesta
    • el octubre 9, 2017 a las 3:05 pm
      Permalink

      Si es correcto.
      Cuando Porfilio Lobo Sosa estaba por entregar a Juan Orlando Hernadez la presidencia,
      ya sabia que ese dinero (robado al Instituto Hondureño de Seguridad Social) IHSS estaba siendo usado en la campaña presidencial del entonces candidato Juan Orlando Hernadez.
      y prefirió guardar silencio, confiando que ese robo, como muchos otros en el gobierno nacionalista nunca saldrían a la luz.

      Respuesta
  • el octubre 8, 2017 a las 4:52 pm
    Permalink

    Doña Rosario los analisis tienen que ser con objetividad.
    La ley de extradicion fue aprobada por el Poder Legislativo y no por JOH.
    En el Legilativo hay 128 diputados

    Respuesta
    • el octubre 9, 2017 a las 3:56 pm
      Permalink

      ¡Ese es el problema!. En Honduras JOH ES todos los poderes del estado. El maniobra el poder Legislativo Ejecutivo y Judicial los TRES, hace lo que quiere, no respeta la constitución de la Republica, prueba contundente. Es sus Fraudes en elecciones y su desfachatez en hacer apruebo la Reelección sin dejar lugar a ninguna objeción.Sin importar los articulos petrios e irreformables de la constitución. Artículo 239

      “El ciudadano que haya desempeñado la titularidad del Poder Ejecutivo no podrá ser Presidente o Designado. El que quebrante ésta disposición o proponga su reforma, así como aquellos que lo apoyen directa o indirectamente, cesarán de inmediato en el desempeño de sus respectivos cargos y quedarán inhabilitados por diez (10) años para el ejercicio de toda función pública.

      Respuesta
  • Lesli Reyes
    el octubre 8, 2017 a las 4:54 am
    Permalink

    Dentro de poco tendrán que pagar todo y principalmente la muerte del General Julián Arístides González Irías,

    Respuesta
  • el octubre 7, 2017 a las 11:02 pm
    Permalink

    La biblia es clara y presisa la paga del pecado muerte es mas la dadiva de dios vida eterna es . Cada quien es digno de sus propios actos.

    Respuesta
  • Lourdes Chavez
    el octubre 7, 2017 a las 10:39 pm
    Permalink

    El Pre Hernández, asegura que todos somos iguales ante la Ley, esperamos se aplique a El también

    Respuesta
  • el octubre 7, 2017 a las 6:41 pm
    Permalink

    Oiganme, y es que todos son monolingües en Criterio; cómo se nota el traductor de Google en esta nota. Tengan un poquitito de seriedad, hombre, y respeten a sus lectores. No los traten como tarados. Contraten gente que a lo bajo hable inglés: “Le di un soborno casi cada vez que lo conocía”.. “Every time a met him”… “Cada vez que lo conocía”. Y así. Infumable leer un “artículo” así. Por favor, tomen nota.

    Respuesta
    • el octubre 8, 2017 a las 1:52 pm
      Permalink

      Meet him significa tambien verlo, en una conversación
      Ellos están repitiendo lo que dijo.
      “Le di un soborno cada vez que lo veia o encontraba” ellos están bien

      Respuesta
    • el octubre 8, 2017 a las 2:11 pm
      Permalink

      Luis Zelaya, hablando de narcotráfico
      octubre 7, 2017
      Criticó con energías la política de lucha contra el narcotráfico impulsada por el actual gobierno, pero lo hizo flanqueado por dos personajes que sobre narcotráfico tienen mucho que decir.

      Así lució esta mañana el candidato presidencial del Partido Liberal, Luis Zelaya, con Edmundo Orellana a su izquierda y con la diputada Kritza Pérez a su derecha. Dos personajes que sobre narcotráfico tendrían también mucho que decir.

      20171007_101631

      El abogado Edmundo Orellana ha recorrido más de media administración pública. Ha sido asesor de gobiernos, director de instituciones públicas, magistrado de apelaciones, fiscal general, embajador en la ONU, diputado, ministro de Gobernación, canciller y ministro de Defensa.

      Como fiscal general, no tiene en su haber o en su palmaré profesional la condena de ni un solo narcotraficante. Irrisorio sería pensar que allá en los 90 no había narcotraficantes en Honduras.

      Como ministro de Gobernación en la gestión Zelaya Rosales tuvo todo a su alcance para mejorar el viejo sistema penitenciario pero tampoco lo hizo, permitiendo que estos arcaicos centros penales siguieran siendo escuelas y universidades del crimen, donde el hacinamiento, la droga y la asociación para seguir delinquiendo eran el pan de cada día.

      Como ministro de Defensa no solo ostenta el récord de trazas aéreas con avionetas repletas de droga llegando a un país. Hasta 150 narcoavionetas por año eran encontradas calcinadas durante su gestión, sin un kilo de droga en su interior. Policías y militares, alcaldes y políticos al servicio de los carteles del narcotráfico con un ministro de Defensa que convenientemente no miraba, no escuchaba, no hablaba.

      No haber capturado a un solo narcotraficante, no haber desarticulado los sanguinarios carteles de la droga, no haber establecido escudos aéreos, marítimos y terrestres para proteger nuestras fronteras de estas amenazas, es una negligencia que Honduras la pagó muy caro. Se pagó con la sangre inocente de miles de hondureños.

      Edmundo Orellana abandonó el barco cuando la crisis política creada por ellos mismos estaba a punto detonar en 2009. Todavía no ha dicho por qué permitió que el país fuera llevado al despeñadero por un grupúsculo de trasnochados que añoraban una revolución para perpetuarse en el poder y enriquecerse a sus anchas, siguiendo modelos fracasados de socialismo siglo 21 que solo ha servido para empobrecer más las naciones.

      Hoy es buen momento para que Edmundo Orellana le pida perdón al pueblo hondureño por ser nefasto en su rol como político y servidor público.

      Es el momento de pedir perdón ahora que aspira a convertirse en diputado de Parlacen, quizás el único puesto que le faltaba en su extensa hoja de servicio público sin resultados.

      Y a la derecha del candidato liberal la dama Kritza Pérez, ex militante del Partido Anticorrupción. Bella e inteligente, audaz y combativa en la cámara legislativa. Con un presente y un futuro prometedor aunque en esta elección no aspira a cargos de elección popular.

      Cvi95BAUsAA96QG

      Todo era perfecto en la vida de Pérez hasta que se conoció de la relación sentimental que tuvo con un narcotraficante y que ella misma confesó a mediados de 2015. Jean Pierre Pino Colucci no es un desconocido para la diputada Pérez. Es el padre de su hija y fue capturado en Panamá en posesión de varios kilos de cocaína y con dos pasaportes falsos hondureños en los que se hacía llamar Héctor René Suazo y Alejandro Almendárez.

      Pérez ha confesado que el panameño Pino Colucci fue parte de su vida, habiéndolo conocido como empresario en Roatán. “Esa relación terminó hace cinco años, tiempo en el que no he tenido contacto con él”, confesó la diputada Pérez en julio de 2015.

      Siendo así, el candidato liberal debe ser más cauteloso al cuestionar la lucha contra el narcotráfico que hoy se libra, sobre todo porque muchos tienen techo de vidrio, unos más delgados que otros.

      Te das cuenta que algo anda mal cuando un candidato presidencial llega a un foro televisivo a cuestionar que un grupo de narcotraficantes sean juzgados en cortes de Nueva York y de Miami y no en Honduras.

      Víctima de su propia inexperiencia en materia de seguridad, Luis Zelaya se exhibe como un novato y se descalifica así mismo para pretender seguir una tarea que ningún presidente, excepto el actual, quiso enfrentar.

      No muchos años atrás, mencionar la palabra “Cachiro” en Honduras era el equivalente la firmar la sentencia de muerte. Eran amos y señores. Estos eran los que ponían y quitaban jefes policiales, los que mangoneaban a alcaldes y políticos a su antojo y los que impusieron un reino de terror hasta que la fiesta se les acabó.

      Se vendieron ante la sociedad como prominentes empresarios. Constituyeron empresas para hacer negocios con el Estado, pero también los hicieron con universidades privadas rectoradas por quien afirma jamás haber tenido un vínculo con los hermanos Rivera Maradiaga.
      En tres años y medio, al menos 25 extraditables enfrentan la justicia de Estados Unidos, es decir, están en el último lugar que quisieron estar. Ese era precisamente el objetivo.

      Pero pese a ser ese el objetivo de la ley de extradiciones, Zelaya parece no haber entendido aún que si a algo le teme un narcotraficante es a pagar sus condenas en Estados Unidos. Ejemplos sobran.

      Honduras no fue la excepción. Desde que el presidente Hernández aprobó y ejecutó la ley de extradiciones, casi tres decenas de hondureños han sido capturados y otros, en su afán de negociar penas menores, decidieron entregarse voluntariamente. La estrategia conjunta ha dado los resultados esperados.

      El resultado más visible en Honduras ha sido la desarticulación de cinco carteles del narcotráfico: Cartel de los Cachiros, Cartel de los Valle Valle, Cartel del Valle de Sula, Cartel de Olancho y Cartel del Sur.

      Y en materia de seguridad ciudadana, la violencia generada por estos grupos criminales ha comenzado a ceder, permitiendo que el país reduzca en más de 30 puntos la tasa de homicidios.

      Aunado a ello, estructuras criminales de maras y pandillas, que amasaron fortunas vía extorsión y que se fortalecieron distribuyendo el negocio de la droga que se quedó en el país como pago para los carteles, han sido debilitadas y sus cabecillas confinados en cárceles de máxima seguridad conocidas como pozos.
      Esta es la lucha frontal contra el narcotráfico que el candidato liberal pretende minimizar. Su partido todavía le debe una explicación al pueblo hondureño. La violencia irracional generada por estos grupos criminales, desangró al pueblo y le robó la paz y la tranquilidad.

      Siendo gobierno el partido Liberal, los homicidios se duplicaron, las maras establecieron sus reinados de terror y los narcotraficantes convirtieron a Honduras en el puente perfecto para el trasiego de drogas entre el sur y el norte.

      Hoy, muchos de esos funcionarios indolentes acompañan al candidato Luis Zelaya en su proyecto político. Ojalá y no encargue a ellos la seguridad de un pueblo que los conoce muy bien porque ya gobernaron sin determinación y sin coraje.

      Por Salvador Hernandez Z.

      Respuesta
  • el octubre 7, 2017 a las 4:06 pm
    Permalink

    Si ubieran financiado la campaña del actual presidente no creo que estubueran extraditados en estados unidos ubiera sido como pepe lobo que los protegio y tambien si tuvieran pruebas de este supuesto financiamiento del narcotrafico ubiera sido lo primero que ubieran dicho en el juicio los cachiros es mi opinion hay que esperar el dictamen de los estados unidos.

    Respuesta
    • el octubre 7, 2017 a las 7:30 pm
      Permalink

      Es sencillo mi hermano los gringos solo te ordenan lo que tenes que hacer y ya no es que yo quiera hacer por mi pais y peor aun conociendo que yo tambien soy parte del problema solo me ordenan lo que debo hacer y despues me pegan la patada en el culo y como estoy involucrado solo me queda agachar la cabeza y ya

      Respuesta
    • el octubre 8, 2017 a las 9:48 am
      Permalink

      No fueron extraditados, ellos solos se entregaron por si no sabes

      Respuesta
    • el octubre 8, 2017 a las 10:56 am
      Permalink

      Se entregaron xq se dieron cuenta q los querían matar para q no hablarán a ellos no los extraditaron se entregaron e hicieron un trato con la Dea q es diferente.

      Respuesta
    • el octubre 9, 2017 a las 11:10 am
      Permalink

      La orden de las extradiciones viene directamente de los USA. Al gobierno hondureño no le quedaba mas que rendirse ante los deseos de los norteamericanos. No es un mérito de JOH. El mismo Landaverde lo dijo, que USA ya había topado y que el congreso tenía que apretarla con la aprobación de la extradición.

      Respuesta
  • Carolina Duron
    el octubre 7, 2017 a las 3:22 pm
    Permalink

    Vaya pues donde esta la orden de extradición para este lépero q se vea señor trump q se veaaaaaa

    Respuesta
    • el octubre 9, 2017 a las 3:12 pm
      Permalink

      De nosotros depende que se vaya !!

      Ustedes Ya saben Cual Es La Ruta…. !!

      …¡¡¡ SACAR A ESTE &#%?”!&(/&!$&%$. !!!

      Respuesta
  • Mario Moncada
    el octubre 7, 2017 a las 2:56 pm
    Permalink

    No es por defender al PN, pero el narcotráfico suelta billete para ambos lados yo pienso que también los otros partidos están involucrados explique se ud de donde van a tener dinero para movilizar, para dar de comer,para la propaganda, anuncios de radio, TV, periódico etc, de donde van agarrar tanto dinero? Lo narcos comprometen a todos los que van por la presidencia y alcaldías

    Respuesta
      • el octubre 7, 2017 a las 10:51 pm
        Permalink

        Con razón tanto derroche de dinero.

      • el octubre 8, 2017 a las 11:01 am
        Permalink

        Y la de Xiomara, ya olvidaron cuanto espacio publicitario tuvo, y les recuerdo que en las grabaciones de un cachiro con Fabio Lobo se refiere al Presidente como Juan Robando, el mismo término que utilizan sus enemigos políticos, deduzcan a quien son afines los Cachiros.

    • Sebastian Romero
      el octubre 7, 2017 a las 7:05 pm
      Permalink

      Aqui se habla de JOH no de MEL! JOH los extradito por presion de la D.E.A ¿jajaja desde cuando JOH los iba a extraditar por su propia voluntad? Menos Mal Que Los Cachiros grabaron Secretamente Reuniones con otros narcos donde se evidencia haberle entregado a Juan Orlando Hernandez dinero para financiar su campaña! ¡Existen esas grabaciones que no falta mucho para que salgan a la luz publica.

      Respuesta
      • el octubre 7, 2017 a las 11:23 pm
        Permalink

        No, bien se explica que ese dinero no fué a parar a las manos de JOH… Hay que leer bien…. Y a el hermanito de Mel?

  • Humberto Gonzalez
    el octubre 7, 2017 a las 11:50 am
    Permalink

    Hasta la duda está demás, si financiaron la campaña en el 2009 de Pepe Lobo porque no habrían de pagar la de Joh en el 2013.

    Respuesta
  • Dennis Romero
    el octubre 7, 2017 a las 11:46 am
    Permalink

    Estos “supuestos presuntos periodistas” con sus ridiculas noticias,ellos mismos los cachiros dan cuenta de haber financiado esas campañas de los dos ultimos gobiernos cachirecos. cuando van a aprender ustedes “supuestos presuntos periodistas”???

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *