Corruptos de Honduras, ni temen, ni cambian

Por: Dolores Valenzuela

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-La presidenta del Sindicato del Instituto Hondureño de Antropología e Historia, (IHAH) Diana Rebeca Mejía denunció que están cortando gran cantidad de árboles de caoba  del Parque Arqueológico de Copán, para fabricar las puertas de una autoridad local, de quien no proporcionó su nombre.

                        La caoba tarda hasta 30 años para lograr su desarrollo total.

El pretexto que argumentan los beneficiados con esta madera preciosa y de gran valor en el mercado internacional, es que los árboles están enfermos, lo que Mejía desmiente. Señaló además, que personeros del Instituto de Conservación Forestal, (ICF) ni siquiera hicieron la inspección que señala la ley para autorizar el permiso de tala.

Estas acciones no son nuevas en esa institución que antes se denominó Corporación  Hondureña de Desarrollo Forestal (COHDEFOR) que únicamente cambió de nombre porque las actuaciones de quienes la dirigen continúan igual o peor. Esta entidad fue creada en los años 70, supuestamente para controlar el manejo y conservación del bosque hondureño, pero ha sido al contrario, el saqueo de la foresta en toda este período ha sido desastroso.

La dirigente sindical interpuso la grave denuncia ante la Fiscalía regional, así como de otros hechos que no quiso mencionar. Ojalá el ente encargado de investigar estos hechos, lo haga con seriedad e imparcialidad para determinar a quién están favoreciendo en el ICF con madera de caoba, especie en peligro de extinción y que tarda unos 30 años para su desarrollo total.

Cabe destacar que los delitos ambientales en el país, permanecen en completa impunidad. Muchos de ellos hasta prescribieron porque “la justicia hondureña” protege a personajes de gran poder político y económico, que son quienes generalmente destruyen la naturaleza.

Actualmente está instalada en nuestra nación,  la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras, (MACCIH) enviada por la Organización de Estados Americanos (OEA), pero la corrupción continúa porque el que es pícaro, es pícaro, mal que aparentemente ha contagiado a un gran sector de compatriotas y mientras no se combata VERDADERAMENTE este cáncer, la metástasis acabará con nuestros recursos financieros y naturales.

Abogo por que no tomen represalias contra Diana Rebeca Mejía, mujer que hay que apoyar por la valentía demostrada en denunciar este nuevo escándalo de corrupción donde se juega un cargo público y posiblemente, hasta la vida.

2 comentarios sobre “Corruptos de Honduras, ni temen, ni cambian

  • Mauro Antonio Rdriguez Franco
    el septiembre 20, 2017 a las 12:30 pm
    Permalink

    No se si existen los llamados GUARDAS FORESTALES y de no existir seria bueno inbolucrar a los Batallones para este tipo de trabajo por que se encuentra gente de peso metida en esto de la DEFORESTACION

    Respuesta
  • Jose Cocenpcion Lemus Sandres
    el septiembre 20, 2017 a las 6:17 am
    Permalink

    Griten lloremos por qué los Árboles son la vida donde hay un árbol hay tranquilidad hay sombra hay Aire fresco el recalentamiento se debe al corte de los Árboles se ha e de manera a exterminarlos y no se efectúa un plan de siembra y reposición de cada árbol que se tala
    Los gobierno deben de ser drásticos en esto no permitir la tala corte de los Árboles a si como los pinares los han exterminador con el invento de una plaga que una gran mentira se la inventaron para cortar los Árboles y alimentar los Hornos de las plantas que generan energía

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *