OFRANEH pide a los diputados hondureños no aprobar la Ley de Fomento al Turismo

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa.- La Organización Fraternal Negra Hondureña (OFRANEH) pide a los diputados hondureños la no aprobación de la Ley de Fomento al Turismo que se pretende introducir en estos días al seno del Poder Legislativo.

La petición la han hecho mediante una carta pública a los congresistas donde argumentan que  hacerlo solo generará más acoso sobre sus tierras y territorios y por ende los coloca ante una situación de mayor indefensión, habida cuenta que en la actualidad los operadores de justicia a quienes criminalizan y judicializan son a los líderes y dirigentes Garífunas que luchan y defienden los derechos ancestrales colectivos territoriales y culturales del pueblo Garífuna.

A continuación la misiva

Señores Congresistas Congreso Nacional de la República de Honduras

Estimados Señores

Nos dirigimos a ustedes para referirnos a la Ley de Fomento al Turismo, que ha sido sometida ante el Congreso Nacional y que entendemos se pretende discutir a aprobar en las próximas horas o días.

Actualmente nuestro territorio está afectado por múltiples amenazas y actos concretos que generan presión. Varias zonas del territorio son objeto de grandes desarrollos turísticos, en donde se entregan territorios Garífunas a grupos de inversionistas, que incluyen empresas transnacionales, la oligarquía empresarial nacional, altos funcionarios del Estado y el Estado mismo. Este es el caso de los proyectos Costa Esmeralda, Cayos Cochinos e Indura, zona Bahía de Trujillo, Bahía de Tela, entre otros.

Por otro lado, las tierras Garífunas se ven afectadas por la agroindustria, sobre todo de la palma africana, que causa daños irreversibles a los suelos y seca a los ríos. Otras presiones sobre el territorio tienen que ver con proyectos hidroeléctricos, actividades del crimen organizado/narcotráfico, actividades militares, así como piquetes de invasión campesina en contra de los Garífunas.

Finalmente, todo el territorio Garífuna está afectado por impactos del cambio climático, ya que la costa norte de Honduras es considerada como el segundo lugar más proclive en el planeta a sufrir las consecuencias del calentamiento global, lo que en parte se debe a un “desarrollo” insostenible. Este también ha causado una deforestación sistemática que ha contribuido a la sedimentación de los ríos y la destrucción de las cuencas hidrográficas,  dando lugar a inundaciones cíclicas y la muerte de humedales corales.

El ecosistema marino ha sido asediado y destruido por la flota pesquera industrial de las Islas de la Bahía, y la paulatina muerte de los manglares y el blanqueamiento de los corales inciden en la disminución de bancos de peces y crustáceos, fuente primordial de la alimentación del pueblo Garífuna.

                                                                Miriam Miranda coordinadora de OFRANEH

Como es de vuestro conocimiento, La Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH), hizo públicas el pasado 18 de diciembre de 2015, las sentencias en relación a los casos de las comunidades Garífunas de Punta Piedra y Triunfo de la Cruz. “La Corte declaró que el Estado de Honduras es internacionalmente responsable por la violación del derecho a la propiedad colectiva, establecido en el artículo 21 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, en perjuicio de la Comunidad Garífuna Triunfo de la Cruz y sus miembros.

Esta violación se generó por haber incumplido sus obligaciones de: in) efectuar un proceso adecuado y efectivo que garantizara el derecho a la consulta de la Comunidad, a través de sus propias instituciones y órganos de representación, en las fases de planificación o ejecución de los proyectos turísticos “Marbella” y “Playa Escondida”, para la adopción del Decreto que estableció el área protegida Punta Izopo y la aprobación del Plan de Manejo. y en lo relativo a la parte que se sobrepone con las tierras de la Comunidad sobre las cuales el Estado había otorgado un título de propiedad en el año 1993″.

Como organización, nos preocupa el hecho de que el Congreso Nacional persista en aprobar leyes sin consulta con los pueblos que se ven afectados directamente, tal como es este caso, ya que el pueblo Garifuna está ubicado a lo largo de la costa caribe de Honduras, por ende esta Ley nos afecta directamente. Así mismo la aprobación de estas leyes contravienen las sentencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Una vez más constatamos que mediante esta Ley se pretende rematar y entregar a inversionistas extranjeros las playas, tierras y territorios del pueblo Garífuna; así mismo tal como lo manifiesta El Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), “esta ley propone mecanismos que beneficiarían a desarrolladores privados con financiamiento y concederles tierras expropiadas. El Icefi advierte que la aprobación de estas medidas generaría daños e injusticias, agravando las ya precarias condiciones de vida y la conflictividad prevalecientes en Honduras”.

Honduras es signatario del Convenio 169 de la OIT, así como de la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, y en base a ese compromiso adquirido a nivel internacional, el Estado esta obligado a obtener el consentimiento pleno, libre e Informado sobre cualesquier proyecto o ley que les afecte o afectare a los pueblos indígenas y Tribales.

Es por eso que la OFRANEH, exige la no aprobación de la Ley de Fomento al Turismo que solo generará más acoso sobre nuestras tierras y territorios y por ende nos coloca ante una situación de mayor indefensión, habida cuenta que en la actualidad los operadores de justicia a quienes criminalizan y judicializan son a lxs &lens y dirigentes Garífunas que luchan y defienden los derechos ancestrales colectivos territoriales y culturales del pueblo Garífuna.

Agradeciendo la atención a la presente,

Atentamente,

Miriam Miranda Coordinadora General

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *