La policía fue alertada y no hizo nada por salvar la vida a director de teatro 

Un tío del recién asesinado director de teatro, Luis Joel Rivera Perdomo, denunció hoy que él llamó a la policía para pedirle auxilio y que nunca llegó

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-Walter Rivera, tío del recién asesinado joven universitario,  Luis Joel Rivera Perdomo (34) denunció este viernes que él mismo se encargó de pedir auxilio a la Policía Nacional para que protegiera la vida de su sobrino, pero desgraciadamente nunca llegó.

Rivera compareció al foro Frente a Frente que conduce el periodista Renato Álvarez, donde contó que su sobrino lo llamó la noche que lo mataron para contarle que había sido amenazado a muerte por las maras porque no desalojaba su vivienda y que  en ese momento su casa, ubicada en la colonia San José de El Pedregal,  estaba siendo rodeada por los mareros.

A raíz de la comunicación de Joel, llamé junto a otros amigos de la familia, por al menos once veces al 911, pero la policía nunca llegó sino hasta 50 minutos más tarde, cuando ya el asesinato se había consumado, contó Rivera, quien es oriundo del municipio de El Porvenir, Francisco Morazán, pero residente en el departamento de Olancho.

El mismo Joel llamó “pero le cortaron la llamada y nunca llegaron”, siguió contando el denunciante, quien refirió  que su testimonio lo puede probar porque tiene la grabación de cada una de las llamadas que hizo al 911.

Refirió que las primeras llamadas se hicieron a las 7:00 de la noche y el crimen se cometió alrededor de las 7:50. “A esa hora lo sacaron de su casa, estaba con su mujer y sus niños y lo sacaron y fueron a matarlo casi al frente de la casa de su mamá”.

Insistió en que hubo tiempo suficiente para que la policía hubiera hecho algo y dar auxilio a su sobrino, sobre todo porque en El Pedregal siempre hay un operativo por parte de las fuerzas policiales.

Ante la parsimonia policial manifestó que la impresión que tiene es que los elementos de la institución uniformada están coludidos con los mareros y crimen en general.

A renglón seguido manifestó que no se explica cómo la policía estando tan tecnificada no actué a socorrer a los buenos hondureños, pues es penoso ver que la misma policía sea quien se encargue de sacar a la gente de sus casas por las presiones de los mareros cuando debería ser lo contrario y que sean éstos criminales los que sean sacados de los barrios y colonias, donde están atemorizando a los pobladores.

A modo de reclamo apuntó que la policía no tiene excusa porque desde el momento que recibió la comunicación de auxilio de Joel pudo rastrear la llamada y llegar a la dirección o comunicarse con la posta más cercana para brindarle auxilio, sobre todo porque en El Pedregal siempre hay un operativo.

“Entonces la policía sabe todo pero no hace nada porque no quiere, las cosas se dan porque la policía lo permite”, acotó.

Rivera aprovechó la presencia en el medio de comunicación para pedir al gobierno que proteja a la esposa y a los tres hijos de su sobrino, así como a las demás  familias hondureñas que han sido desplazadas por las maras.

Noticia Relacionada: Mara 18 ahora pide desalojo de 30 familias de la colonia Las Torres de Tegucigalpa

Luis Joel Rivera Perdomo fue asesinado la noche de miércoles en la colonia San José de El Pedregal de Comayagüela, a pocos metros de su vivienda de donde fue sacado, según versiones de la misma policía y vecinos,  por miembros de la Mara 18, para ser ejecutado precisamente al frente de la casa de su madre, quien también vive en la misma zona.

Posterior al crimen, los miembros de la Mara 18 enviaron un mensaje a tres  familias de la víctima para que desalojaran sus viviendas, por lo que a la par del levantamiento cadavérico se observó, paradójicamente, a los elementos  de la Policía Nacional, sacando los enseres de las viviendas.

Walter Rivera contó que ante las amenazas, su sobrino se había ido de la casa desde el domingo y que regresó la noche del miércoles sólo a encontrar la muerte.

Según reportes policiales, la colonia El Pedregal es ocupada por la Mara 18, e incluso se dice que fue en esta colonia capitalina que se instalaron por primera vez.

Joel era el director del grupo teatral “Sombra Roja” y estudiante de la carrera de sociología de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH)  y miembro de la asociación de estudiantes de esta unidad.

21 comentarios sobre “La policía fue alertada y no hizo nada por salvar la vida a director de teatro 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *