Refugiados migrantes realizaron viacrucis en frontera con Estados Unidos

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

El sol intenso fue testigo del ingreso de migrantes centroamericanos al territorio oaxaqueño por la frontera sur, mujeres, hombres, menores de edad y también integrantes de la comunidad LGTB encabezan el viacrucis de refugiados migrantes 2017 y exigen un alto a la represión, discriminación y violencia en México y Estados Unidos.

Los más de 200 migrantes hondureños, salvadoreños, nicaragüenses y guatemaltecos desde el pasado 9 de abril partieron de la frontera sur de México, en el río Suchiate con la meta de llegar a la frontera en Tijuana, Baja California en donde se encuentran cientos de refugiados centroamericanos y de otras nacionalidades.

Con una gran cruz de madera y una manta que expresa “ No + Odio al migrante”, los refugiados ingresaron a la localidad de Chahuites y posteriormente bajo los rayos del sol se dirigieron al municipio de Tapanatepec en donde cruzaron la estación migratoria del Instituto Nacional de Migración.

Este viacrucis del migrante es encabezado por organizaciones sociales como Movimiento Cultura Migrante, Pueblos sin fronteras entre otras más de origen estadounidense, buscan visibilizar la violenta y discriminatoria realidad del refugiado en México y Estados Unidos de Norteamerica.

Los refugiados que llegan en esta caravana han vivido en su mayoría abusos y violencia en sus países y también en su transito por México. Margarita Arteaga, migrante hondureña lamentó que México no le haya brindado asilo y refugio a pesar de que vive huyendo de la violencia en su país.

Otra mujer refugiada que decidió omitir su nombre pero también hondureña narró que entregó a un hijo menor de edad a las bandas delictivas de su país a cambio de que no la mataran a ella y a su hija que tiene capacidades diferentes.

“Meses de angustia viví porque tuve que entregar a mi hijo a esos malos, por fortuna logré recuperarlo y ahora vivo huyendo con mis dos hijos, pido a las autoridades mexicanas su refugio, por seguridad y mi vida no puedo regresar a mi país”.

Decenas de historias comparte esta caravana de refugiados, las cuales buscan llegar a más ciudades de la república mexicana del sur, centro y norte del país para solicitar más ayuda social.

Hirineo Mujica de la organización “Pueblos sin fronteras” expresó que la intención es llamar la atención de la sociedad civil y denunciar que las autoridades han rechazado a los migrantes que viven con violencia y les han negado el refugio.

Acusó que el gobierno de México, con sus política anti migratorias, sirve a los intereses del gobierno de Donald Trump y ha dejado solo a sus hermanos centroamericanos.

“Centroamérica vive con mucha violencia, El Salvador tiene la tasa más alta de homicidios en el mundo y en Guatemala se reportan casos de violencia sexual, pero aún así se les niega el refugio a los migrantes, México y Estados Unidos violan derechos internacionales”, expresó.

Dijo que pretenden recorrer el puerto de Coatzacoalcos y también la ruta del diablo y finalmente llegar a Tijuana en donde realizaran un exhorto a las autoridades para que deje de estar persiguiendo a través del Instituto Nacional de Migración (INM) a los migrantes.

Los migrantes del viacrucis de refugiados dormirán en la ciudad de Juchitán y por la mañana se dirigirán al albergue “Hermanos en el Camino” que dirige el sacerdote Alejandro Solalinde Guerra, en Ciudad Ixtepec.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *