Proceso eleccionario hondureño avanza con los mismos vicios y prácticas dañinas del pasado

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.- El proceso de las elecciones primarias realizado el pasado 12 de marzo del 2017, previo al desarrollo de las Elecciones Generales (programadas para el último domingo del mes de noviembre de este año), nuevamente va dejando una estela de críticas y cuestionamientos, por parte de diferentes sectores de la sociedad, a la baja calidad de la democracia electoral que se práctica en Honduras, según una alerta de CESPAD.

La alerta señala que a nivel formal, la oficina de impugnaciones del Tribunal Supremo Electoral (TSE), recibió 147 reclamos por parte de integrantes de los tres partidos políticos que participaron en la contienda electoral: Partido Liberal (PL), Partido Nacional (PN) y Libertad y Refundación (LIBRE).

Precisa además que la mayoría, de las quejas electorales se registraron en los niveles electivos de Diputados/as y de Corporaciones Municipales; a nivel presidencial solo se presentó una. Mientras que, por otro lado, ante la Unidad Especial contra Delitos Electorales, que se creó dentro del Ministerio Público, están interpuestas 60 denuncias, de las que se desestimaron 5 porque carecen de fundamentos vinculados a delitos electorales.

De esa cantidad de denuncias, 4 están en proceso de convertirse en requerimientos fiscales, la mayoría por delitos como usurpación de nombres, falsificación de documentos públicos, coacción, entre otros, tal como están tipificados en el artículo 212 de la Ley Electoral y de las Organizaciones Políticas.

En el marco de este proceso, que le cuesta al pueblo hondureño, de acuerdo con las autoridades del TSE, unos mil 100 millones de lempiras, trascendieron también, un sin número de denuncias hechas ante los medios de comunicación, de situaciones como:

  • Supuestos pagos a representantes ante las mesas electorales, para “inflar las urnas”. Es decir, llenar papeletas vacías y depositarlas a favor de determinando candidato o candidata en cada una de partidos participantes en las primarias.
  • Tráfico de credenciales
  • Registro como votantes a personas que ya fallecieron y la exclusión de muchas que estaban aptas, pero que estaban fuera del padrón electoral.
  • La presunta obligatoriedad de las y los empleados públicos de votar por el candidato del partido de Gobierno, ante la amenaza de perder sus empleos.

Ante este escenario, es importante destacar que la población hondureña acudió, de nuevo, a un proceso de elecciones con:

  • Una Ley Electoral obsoleta que no asegura transparencia, una real práctica democrática y credibilidad de los resultados finales.
  • Un Censo Electoral sin depuración que facilita muchas irregularidades en las votaciones.
  • Una Ley de Financiamiento de los Partidos Políticos que aún no se aplica en los procesos electorales, por lo menos en este primario. Por lo anterior, FOPRIDEH, ASONOG y el CESPAD plantea:
  • Retomar las recomendaciones de observación electoral internacional y nacional del 2013, en especial en lo que tiene que ver con la composición de las Mesas Electorales y la transmisión de resultados y convertirlas en reformas a la Ley Electoral y al reglamento del TSE. Igualmente, lo que tiene que ver con el Censo Electoral.
  • Garantizar que el Tribunal Supremo Electoral (TSE), mediante reformas efectivamente democráticas, se constituya en un organismo creíble para todos los partidos políticos participantes en la contienda y para sociedad hondureña en general.
  • Demandar que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) asegure el cumplimiento de la Ley Electoral y sus eventuales reformas.
  • Asegurar y demandar la aplicación de la Ley de Financiamiento de Partidos Políticos (más conocida con “Ley Limpia”) en las elecciones generales de noviembre del 2017
  • Demandar de la totalidad de los partidos políticos una cultura y prácticas efectivamente democráticas, que vayan alejándose de los vicios tradicionales corruptos y mafiosos que distorsionan la real voluntad popular.

3 comentarios sobre “Proceso eleccionario hondureño avanza con los mismos vicios y prácticas dañinas del pasado

  • Allan Brito
    el Abril 13, 2017 a las 5:32 am
    Permalink

    Es porque la generación de políticos de antes y la actual en su mayoría son delincuentes y corruptos eso lo llevan y llevaran en la sangre por generaciones solo miremos los de turno que son un atajo de ratas y parásitos

    Respuesta
  • el Abril 13, 2017 a las 3:09 am
    Permalink

    Cuales serian los motivos para que los partidos politicos en general dejen de ser lo que son en Honduras? Los partidos politicos en Honduras son el verdadero reflejo de lo que es una sociedad; creer que dentro de los partidos politicos existen hombres y mujeres probos, verdaderos representantes de la etica y de la moral, eso seria iluso.
    Todo hombre o mujer que corre por una diputacion o por la presidencia de la republica sabe perfectamente bien que tarde o temprano tendra que poner de manifiesto sus mas bajas pasiones e instintos criminales; o es que acaso no es en el congreso donde se venden y compran voluntades para aprobar las mas obscuras leyes.
    Es que acaso no es la casa presidencial donde se decide quien vive y quien muere, para muestra un boton: Berta Caceres, Seguro Social y, otros.
    Cuales son entonces los motivos para creer que todo el sistema politico actual es diferente a otras decadas?

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *