MUNDOS PARALELOS

Por: Arabeska Sánchez

 Luego de un 14 de febrero que para muchos es día para celebrar el amor y la amistad y han hecho sus propios esfuerzos por tratar de disfrutar un día al menos en santa paz; otros fieles a su compromiso social como defensores de derechos humanos nos recordaron el conmemorativo tercer aniversario de la tragedia ocurrida en la granja penal de Comayagua en donde perdieron la vida 362 internos penitenciarios y cuyo juicio se acerca a una sentencia penal para algunos imputados al hecho; también a medida el día avanzó no pasó desapercibido lo que algunos denominaron “martes negro” debido a las diversas escenas de violencia en donde resaltaron la constante victimización a la que es sujeta la población a través de brutales episodios de hallazgos de los denominados “encostalamientos” en detrimento de víctimas directas e indirectas.

Al filo de la tarde, también los depuradores dieron su comunicado número 41 en donde se publicó la lista de 377 policías, auxiliares, analistas y conductores que fueron separados de la institución policial, los cuales seguramente irán sin ningún mecanismo de seguimiento y monitoreo para afuera sin campo laboral definido (menudo regalito les dieron a ellos y sus familias en día del amor).

A propósito, aún no termina la semana y dos días después, nos despertamos con la dantesca imagen de una mujer y su hijo decapitados en una conocida colonia capitalina. Ahí tendidos madre e hijo mientras la esposa de éste último llora sin consuelo en la calle de enfrente al observar con su mirada perdida la tragedia a su familia ocurrida; mientras tanto no muy lejos de ahí, en un famoso foro de televisión, las autoridades de seguridad nos comentan sobre todos los logros que su gestión ha tenido.

Para que los hondureños vayamos cerrando la semana del amor con recuerdos inolvidables, no podría fallar el “detallazo” de la clase política del país, que a su manera también celebra esta semana del amor y la amistad sacando todo lo que tienen en el corazón, al regalarnos una probadita de lo que será sin duda la más sucia campaña política electoral que hemos tenido que soportarles, pues ya los vídeos, comunicados y memes que circulan sin frenos por las redes sociales y nuestros aparatos celulares, nos lo han hecho saber.

Casi finalizando la semana, no queda más que hacer un llamado a estos flamantes lideres: ¡más respeto señores, más respeto!. Acaso se les olvidó en la famosa ley que controla los fondos de sostenimiento de campañas políticas, introducir por ahí un artículo que prohibiese la campaña sucia, violadora de derechos humanos  y falta de ética que ahora vamos a tener que tragarnos todos en este país en donde la ciudadanía pide a gritos propuestas concretas que realmente vengan a resolver los principales problemas del país y no esos contenidos nefastos que nos presentaron esta semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *