Discursos de odio amenazan los derechos humanos: Naciones Unidas

Por: Redacción CRITERIO (Con información de la ONU)

redaccion@criterio.hn

Una corriente peligrosa está cobrando fuerza en el mundo en la que la noción de respeto de los derechos humanos está bajo ataque, advirtió este viernes el Alto Comisionado de la ONU para esas garantías básicas.

Zeid Ra’ad Al Hussein se refirió a los movimientos populistas que invocan el nacionalismo y tradicionalismo para justificar el racismo, la xenofobia, el sexismo, la homofobia y otras formas flagrantes de discriminación, aprovechando un clima de crisis económica.

Esto es parte de un mensaje por el Día de los Derechos Humanos, el 10 de diciembre, una fecha que conmemora la adopción de la Declaración Universal sobre esos principios adoptada por la Asamblea General de Naciones Unidas, en 1948.

Zeid denunció que los discursos de odio que apuntan a incitar a la violencia están aumentando drásticamente, al igual que la violencia contra las mujeres, los niños, los grupos étnicos, religiosos y las personas con discapacidades. Además de ataques a las minorías sexuales y los migrantes.

El Alto Comisionado de la ONU llamó a los gobiernos a reconocer que un mundo que repudia los valores fundamentales es uno más inseguro, más vulnerable a conflictos devastadores, e incapaz de proteger los derechos de un gran número de personas que no piensan como aquellos que están en el poder.

Subrayó que es necesario mantenerse firmes para proteger los logros desde 1948 y para seguir avanzando. 

Por su parte, el Secretario General de la ONU dijo en un mensaje que defender los derechos humanos es interés de todos.
“El respeto de los derechos humanos promueve el bienestar de las personas, la estabilidad de las sociedades y la armonía de un mundo interconectado”, señaló Ban Ki-moon.

Contexto de Honduras

En noviembre pasado Centro de Prevención Tratamiento y Rehabilitación de Victimas de la Tortura y sus Familiares (CPTRT) denunció al presidente de Honduras, Juan Hernández, de emprender una campaña de estigmatización en contra de los defensores de los derechos humanos, luego que los acusara de ser financiados por las maras o pandillas.

El mandatario hizo la acusación argumentando en que los defensores de los derechos humanos defienden a los delincuentes, específicamente a los que son recluidos en la cárcel de máxima seguridad, conocida como “El Pozo, localizada en el occidental departamento de Santa Bárbara, donde han sido recluidos los cabecillas de las maras.
A la denuncia del CPTRT se sumaron diferentes organizaciones pertenecientes a la Coalición Contra la Impunidad, un espacio que agrupa más de 35 organizaciones defensoras de los derechos humanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *