Denuncian que helicóptero cargado con droga era de hermano de JOH y de ministro de Defensa

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-Jennifer Lizeth Bonilla esposa del capitán que está siendo investigado por  los Estados Unidos, Santos Rodríguez Orellana, pidió protección ante el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh) para ella y sus hijos, por considerar que son presas fáciles de cualquier atentado, ya que el caso vincula a Antonio “Tony” Hernández, hermano del presidente Juan Hernández y al secretario de Defensa, Samuel Reyes.

Jennifer Bonilla, al salir del CONADEH.
Jennifer Bonilla, al salir del CONADEH.

“El agente de la DEA le dijo (al capitán Rodríguez Orellana) que por favor le entregue a Tony Hernández”, dijo Bonilla al especificar que el gobierno estadounidense acusa a su esposo de trabajar con el hermano del presidente de Honduras en actividades del narcotráfico, “pero él ni lo conoce”, aseveró.

Añadió que en Honduras todo mundo sabe que Tony Hernández es un político y hermano del Presidente, “si es narcotraficante  o no, yo no lo puedo asegurar”, pero “si sabemos que esto es político”.

El Capitán Rodríguez Orellana está recluido desde el lunes en las oficinas del Estado Mayor Conjunto en la ciudad de Comayagüela y según ha trascendido sería entregado en las próximas horas a la embajada de los Estados Unidos. Lo acusan  de haber recibido órdenes de Winter Blanco, Tony Hernández (hermano del presidente de Honduras, Juan Hernández) para atentar contra el embajador de los Estados Unidos.

Su esposa dijo hoy a la prensa que Estados Unidos lo acusa por el delito de terrorismo y no por narcotráfico y que lo ha pedido en extradición porque no entregó en su momento al hermano del presidente, Tony Hernández.

“Tengo conversaciones del agente de la DEA, de Mateo (Matthews), diciéndole a mi esposo que le entregue a Tony Hernández, que si no lo entrega lo va a llevar para Estados Unidos”, precisó.

Tony Hernàndez, hermano del presidente de Honduras
Tony Hernández, hermano del presidente de Honduras

Bonilla dijo que lo que le están haciendo a su esposo es en represalia por operaciones que ha realizado y por la información que maneja, por lo que a reglón seguido responsabilizó al gobierno y a las FF.AA. por cualquier cosa que le pueda pasar y advirtió que la información ya es del convencimiento de otras personas.

“Que les quede claro que si a mi esposo le pasa algo, la información ya la tienen otras personas”, sentenció.

Agregó que al capitán, Rodríguez Orellana le surgieron los problemas “desde la vez que él capturó el helicóptero, que según fuentes, ese helicóptero era de Samuel Reyes con  Tony Hernández”

La información que se tiene es que ese helicóptero iba a ser reabastecido con un helicóptero de las mismas Fuerzas Armadas, agregó.

Apuntó que sobre su esposo no hay una orden de extradición para que se lo lleven a los Estados Unidos, ni tienen ningún requerimiento fiscal y tampoco está judicializado, pues sólo ha estado en calidad de detenido en un batallón del Ejército.

Bonilla, quien es profesional del derecho, aseveró que tienen fotografías de su esposo cuando realizaba trabajos junto a miembros de la DEA y reconocimientos de la embajada de los Estados Unidos, extendidos en el 2014, por su lucha contra el narcotráfico.

También señaló que esposo tiene un sobreseimiento provisional por haber dejado libres a unos hombres que fueron encontrados con armas de guerra y  gasolina de avión en  La Mosquitia, pruebas que fueron desaparecidas por el capitán José Regalado Tábora.

Hay un informe que se remitió al Estado Mayor Conjunto, pero sus autoridades no hicieron más que proteger al coronel José Regalado Hernández, precisó la denunciante.

Manifestó que su compañero de hogar es un hombre pobre que lo único que tiene son deudas  por lo que es ilógico pensar que es narcotraficante, pues si lo fuera sería el único narcotraficante pobre que existe en el mundo.

También lamentó que el gobierno le haya bloqueado las tarjetas de crédito a ella y a su hermana, cuando son personas trabajadoras.

Además del Conadeh, la esposa de Rodríguez Orellana pidió protección ante el Centro de Investigación y Promoción de los Derechos Humanos (Ciprodeh), pues dijo que debe buscar apoyo fuera del gobierno.

El Capitán Rodríguez Orellana está recluido desde el lunes en las oficinas del Estado Mayor Conjunto en la ciudad de Comayagüela y según se ha anunciado sería entregado en las próximas horas. Lo acusan  de haber recibido órdenes de Winter Blanco, Tony Hernández (hermano del presidente de Honduras, Juan Hernández) para atentar contra el embajador de los Estados Unidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *