Denuncian a Grupo Terra de pretender instalar represa en río Gualcarque bajo el engaño

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-Pobladores de varias comunidades de San Francisco de Opalaca en el occidental departamento hondureño de Intibucá, han denunciado en las últimas horas al Grupo Terra por pretender instalar una represa hidroeléctrica sobre el río Gualcarque.

El rechazo de los ciudadanos se sustenta en  la manipulación que estaría haciendo este grupo de inversionistas encabezado por el empresario, Fredy Nassar, que supuestamente aprovechándose de la pobreza están ofreciendo dinero a cambio de firmas para instalar la represa.

rio-gualcarque

La denuncia fue hecha por vecinos de las comunidades de El  Venado y Suyapa, San Francisco de Opalaca, quienes informaron que recientemente un grupo de lugareños fue invitado  a otras comunidades para conocer in situ otros proyectos hidroeléctricos que desarrolla el Grupo Terra.

Jaciano Rodríguez, vecino de la comunidad de El Venado, contó a Radio Progreso que el Grupo Terra llevó a la gente bajo engaños y manipulación y que les pagó 200 lempiras para que fueran  a conocer el proyecto Cañaveral, que desde hace algunos años funciona en Río Blanco, en el departamento de Cortés.

Ya en el lugar, “daban algunos incentivos, 200 lempiras por persona”, narró, Tomás Arriaga, de la comunidad de Suyapa, quien además detalló  que se recolectaron firmas, cuyo propósito no se les explicó e incluso con base a engaños y mentiras se manipuló a los líderes al prometérseles la construcción de algunos proyectos.

También se les dijo que los proyectos hidroeléctricos no provocan daños a la naturaleza y que sí permitían la construcción de la represa les iban a construir proyectos pequeños de desarrollo social, “pero no hicimos ningún convenio, simplemente experimentar si es que nos parecía bien o no, pero al final dijimos no nos conviene y tuvimos que retirarnos”, finalizó Arriaga.

A raíz del asesinato de la lideresa indígena y ambientalista, Berta Cáceres, el congresista opositor del Partido Libre, Jari Dixon, introdujo al Parlamento hondureño un proyecto de ley para que el río Gualcarque sea declarado patrimonio nacional, sin embargo hasta la fecha las autoridades del Poder Legislativo han hecho caso omiso a la petición.

Berta Cáceres fue asesinada el 3 de marzo pasado por su lucha en defensa del Río Gualcarque y demás bienes comunes de la zona occidental de Honduras. A raíz de su muerte, los grupos ambientalistas pidieron las suspensión del  proyecto Agua Zarca, ejecutado por la empresa Desarrollos Energéticos Sociedad Anónima (DESA). 

*foto de portada Ariel Sosa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *