Posponen notificación de condena contra David Romero

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa.-La notificación de la condena contra el periodista, David Romero Ellner, quien fue sentenciado por  seis delitos de difamación constitutivos de injuria, ha sido suspendida por los tribunales de Sentencia de Francisco Morazán.

DAVID ROMERO1

Romero había sido citado para mañana martes 9 de febrero para recibir la notificación de la condena, sin embargo la tarde de este lunes fue notificado que la audiencia fue suspendida porque una de las juezas que lleva su caso está enferma y porque aún no se ha revisado el acta y la transcripción del debate del pasado 6 de enero, día en que se suponía se llevaría a cabo la individualización de la pena.

“Será en otra oportunidad en que nos van a citar, luego de haber sido premiados  por denunciar toda la corrupción”, dijo el director de Radio y Globo TV. Actualmente su caso se encuentra en casación esperando que la Sala de lo Penal de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) se pronuncie.

El periodista, que denunció el saqueo al instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) fue orillado a los tribunales por una querella promovida por Sonia Gálvez, esposa del fiscal general adjunto, Rigoberto Cuéllar.

Para muchos el caso de Romero Ellner responde a una represión del gobierno por haber develado el acto de corrupción que lanzó a los hondureños a  las calles a protestar y a exigir la instalación de la Comisión Internacional contra la Corrupción e Impunidad-Honduras (CICIH).

El juez José Dimas Agüero Eechenique denunció en su momento que había recibido presiones y que éstas venían del propio presidente Juan Hernández, a través del vicepresidente del Consejo de la Judicatura y la Carrera Judicial, Toedoro Bonilla, para que se afectara al comunicador con una sentencia condenatoria que representara cárcel.

Bonilla se encuentra bajo arresto domiciliario, acusado por los delitos de abuso de autoridad y tráfico de influencias, al supuestamente solicitar a jueces que dejasen en libertad a unos familiares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *