Crónica del viaje de Juan Hernández por Alemania

Por: Marta Tomé Kalterherberg. (Exclusivo para Criterio.hn)

Corresponsal de Criterio.hn en Alemania

redacción@criterio.hn

Alemania, 15 de noviembre de 2015.-A todas las personas que, después de leer mi crónica sobre el viaje de JOH a Alemania, de una u otra manera me han demostrado su apoyo, quiero agradecérselos de todo corazón; de mis amigos era lo menos que podía esperar, pero muchos aún sin conocerme ni saber quién soy, tomaron mi información como una fuente fidedigna y me han concedido su confianza, lo que me honra profundamente.

Salí de Honduras hace más de 40 años. Soy economista egresada del CURN de San Pedro Sula y de la Universidad Complutense de Madrid. Desde que terminé mis estudios en Madrid vivo en Alemania, unos dos años más tarde de haber salido de Honduras. Mi esposo y mis hijos son alemanes y yo nacionalizada; sin embargo, el tiempo y la distancia no me han hecho olvidar mi verdadera patria; mi corazón será siempre hondureño aunque mi mentalidad se haya vuelto alemana; lo que afortunadamente ha dado una excelente combinación. Nací y crecí en el seno de una familia nacionalista; pero en Alemania he aprendido que la patria debe estar antes que el partido, y en las actuales circunstancias de la excesiva corrupción en Honduras, que ha llegado a extremos inaceptables con el caso del IHSS, y por la participación nacionalista me es imposible seguir siendo incondicional y fiel al actual partido nacional.

Ahora que la comunicación se ha simplificado tanto y la distancia ya no es un impedimento para estar al tanto de lo que sucede en el mundo entero, tengo la oportunidad no sólo de estar al día con el acontecer de Honduras, sino de participar en él, por lo que decidí hacerles a mis amigos de Facebook un reportaje más explícito del que publicaron los medios hondureños sobre el viaje de JOH a Alemania.

A un amigo, en quien confío por su intelecto y buen conocimiento de la situación hondureña, le pareció que ese reportaje debía ser leído por más personas y me preguntó si permitiría que “Critero.hn” lo publicase. Lo pensé un poco y para estar más segura le consulté a una consejera que nunca me falla: “María Auxiliadora” la Madre de Jesús que es auxilio de los cristianos; bajo cuyo manto me cobijé en San Pedro Sula desde el kinder hasta que terminé mi bachillerato. Y tengo la dicha que en el bosque frente al que vivo hay una capillita suya; pues en el siglo XVII durante las guerras europeas entre los protestantes y católicos que duraron 30 años, los católicos del sur de Alemania, desesperados por tantas desgracias y muertes, por la popularidad que María Auxiliadora tenía de haber ayudado en sus batallas a los cristianos: a los ucraínos durante la invasión bárbara de 1030, pero más que todo por su conocido apoyo a los cristianos en la “Batalla de Lepanto” (1571), con la que se impidió la expansión del Imperio Otomano, le pidieron ayuda para que terminasen esos horribles conflictos que tantos sufrimientos habían causado entre hermanos cristianos, y como Ella los oyese y les prestase el auxilio pedido, decidieron mostrarle su gratitud con capillas que construyeron en su honor por todo el sur de Alemania, mucho antes que Don Bosco difundiera su devoción por el mundo. Y una de ellas como dije antes, la tengo cerquita y siempre voy a visitar a mi Virgencita, sobre todo cuando necesito que me ilumine como esta vez.

Capilla de María Auxiliadora
Capilla de María Auxiliadora

Tanto mi amigo como “Criterio.hn” luchan por una Honduras mejor. Así que, como ya saben, acepté que publicaran mi información, pues en realidad la había recopilado para darle oportunidad a quien la leyese de analizar el otro lado de la medalla, ese lado que la dictadura mediática en que vive Honduras oculta por conveniencia. Como vivo en un país donde la libertad de expresión se escribe con mayúscula y a la vez es uno de los pilares de su democracia, no concibo que precisamente esa libertad no exista en los medios de comunicación de Honduras porque el gobierno se las impide.

Afortunadamente para la estabilidad de la democracia, los avances tecnológicos han hecho posible que los medios alternativos en internet se hayan popularizado entre los hondureños, tanto que están haciéndole competencia a los medios tradicionales. JOH no puede ni podrá controlarlos, aunque lo intenta y de ello puedo dar un buen ejemplo: Como es sabido, JOH tiene en Facebook una página que utiliza para publicar su propaganda. Hace un tiempo, basándome en datos oficiales de organizaciones internacionales que no concuerdan en nada con la información  manipulada que él trata de difundir, hice un comentario que no le convenía y, para mi sorpresa, en vez de entablar una discusión sobre el tema para aclararlo, me bloqueó (por supuesto no personalmente, pero quien maneja la página y sigue sus instrucciones), por lo que ya no puedo entrar ni comentar. Pero esas intimidaciones ya no tienen efecto ni en Honduras y mucho menos en Alemania.

Fue así como llegó hasta ustedes mi crónica de ese viaje de JOH a Alemania. Sin embargo, también les quiero relatar cómo surgió la idea de escribirla: Desde que supe que JOH llegaba, empecé a investigar en los medios de comunicación alemanes, pero ninguno dijo ni pio. Para ellos fue como que si ese señor no hubiese estado en Alemania. Por la prensa hondureña me enteré que el sábado 24 de octubre por la nochecita había arribado con su esposa y una delegación al aeropuerto Tegel de Berlín. En la foto que acompañaba el artículo se podía ver la alfombra roja extendida desde la puerta de un avión con bandera hondureña. En la página de la cancillería alemana encontré una foto del imponente avión presidencial de Honduras, (el segundo país más pobre de América Latina), en el aeropuerto Tegel de Berlín, en el que JOH había llegado a pedir ayuda a Alemania.

 Los hondureños en Berlín se organizaron para protestar y luego también los de Hamburgo; aunque hay que tener en cuenta que esos hondureños no son muchos, que martes y miércoles son días laborables y no a todos les fue posible, por sus horarios de trabajo, participar en las demostraciones como en ocasiones anteriores, pero los que pudieron sí se presentaron para manifestarle su desaprobación a JOH.

En los periódicos hondureños se publicaron algunas fotos de la llegada de JOH al hotel de Berlín, en las que se podía ver su exclusividad, pues en la entrada, el personal de recibimiento le dio la bienvenida, servicio que en Alemania sólo tienen hoteles de lujo, y que por supuesto está incluido en el precio.

Esta foto registra la llegada de JOH a Alemania.
Esta foto registra la llegada de JOH a Alemania.

Como tengo la impresión que JOH se conforma sólo con lo mejor, la búsqueda del hotel en que se hospedaba no me pareció difícil, pues en Berlín hay varios hoteles de 5 estrellas, pero de ellos, los más lujosos que se cuentan entre los mejores del mundo son pocos: “Adlon”, “Grand Hyatt” y “Ritz Carlton” por ejemplo, y estaba casi segura que JOH se hospedaría en uno de ellos.

La foto de la prensa hondureña me sirvió mucho. La explicación que tenía: “Algunos ciudadanos alemanes saludan al presidente Juan Orlando Hernández, en el hotel donde se hospedó”, era simplemente una distorsión de la verdad, pues en realidad eran empleados del hotel que le daban la bienvenida.

JOH es saludado por los empleados del Hotel
JOH es saludado por los empleados del Hotel Ritz Carlton

El uniforme del “portier” fue decisivo, pues cada hotel tiene los suyos. En internet encontré que ese uniforme correspondía a los “portiers” del hotel “Ritz Carlton”, como se ve en la otra foto.  Para más seguridad busqué en “Google Street View” la dirección del Ritz Carlton: Postdamer Platz 3 y al explorar los alrededores, me encontré los rótulos con los nombres de las calles que están enfrente del hotel y que se pueden ver en la foto detrás de la cabeza de JOH: Postdamer Platz y Bellevuestraße.

En el 12° piso del “Ritz Carlton” está la suite presidencial, que llena todos los requisitos para visitas oficiales: una bella vista de la ciudad, ventanas a prueba de balas, cámaras de vigilancia permanente, ascensores privados y un sistema de teléfono particular. Además cuenta con pantallas táctiles para regular la luz en cada habitación, y los servicios de un mayordomo.  Está decorado con pinturas de arte contemporáneo de famosos pintores, bar con champán y un automóvil de lujo con chofer.  Todos estos servicios están incluidos en el precio de € 14.500, aproximadamente $16.000 por noche.  Pienso que JOH tendría la obligación de aclarar si se hospedó o no en esa habitación.

El lujoso hotel Atlantik Kempiski de Hamburgo donde se hospedó JOH.
El lujoso hotel Atlantik Kempiski de Hamburgo donde se hospedó JOH.

En Hamburgo el mejor hotel es el famoso “Atlantic Kempinski”, que fue uno de los escenarios de la película de James Bond 007: “El mañana nunca muere” con Pierce Brosnan. Y como es de esperarse albergó a JOH y su comitiva la noche que hicieron parada en Hamburgo. Atlantic es más que un hotel, en Hamburgo se le conoce como el “castillo blanco del (lago) Alster”. Combina el estilo tradicional de la hospitalidad europea con un servicio y confort completamente moderno.

JOH es saludado por el gerente del Hotel Atlantik Tempiski
JOH es saludado por el gerente del Hotel Atlantik Kempiski

Lo que sabía sobre ese viaje de JOH lo conté en una reunión de amigos. La reacción fue unánime ¿Cómo era posible que el presidente de un país donde más de dos tercios de la población viven en la pobreza viajase, en representación del pueblo, en un avión privado y se hospedase en un hotel tan caro? Tampoco esos alemanes podían comprender la lógica de JOH, sobre todo si venía en busca de ayuda, que fue lo que más los indignó, pues temían que sus impuestos, pudiesen ir a parar a las manos de un político que no mostraba el mínimo entendimiento por la situación de su pueblo, lo que ponía de manifiesto en la forma irresponsable de representarlo. No hay que olvidar que los alemanes son muy trabajadores, pero gran parte de sus ingresos los pagan en impuestos, que como es de esperar quieren que sean bien administrados.

El presidente de un país pobre, viajando en un avión de lujo.
El presidente de un país pobre, viajando en un avión de lujo.

Aquí tanto la mentalidad de los alemanes hacia sus políticos como el comportamiento de estos son totalmente diferente a lo que nosotros conocemos y estamos acostumbrados en Honduras. Aquí los políticos son electos por el pueblo para que lo representen y para que protejan sus intereses, el puesto no los coloca en una posición privilegiada, muy por el contrario, tienen que ganarse el respeto del pueblo y las normas de comportamiento para ellos son muy estrictas.

El mejor ejemplo que les puedo dar es el de Christian Wulff, el pasado presidente alemán, que en febrero de 2012 tuvo que renunciar, porque los medios descubrieron que se había dejado invitar por personas con las que directamente tenía contacto en su función oficial, y él cometiese el error de tratar de ocultar la verdad y de utilizar su poder para intimidar a los medios. Dos meses logró mantenerse en el poder, pero la presión mediática fue demasiado grande y tuvo que renunciar.  En Honduras, después de más de 19 meses, todos los inculpados en el caso del IHSS, donde casi 3.000 personas perdieron la vida, conservan sus puestos, y no se ha aclarado nada.

En Escandinavia y Europa Central, para los políticos su cargo representa un honor, no sólo de poder servir a la patria, sino de participar en la toma de decisiones para mantener su progreso y bienestar.  En Honduras por el contrario, los políticos sólo piensan como aprovechar su cargo para beneficio personal, el cargo hace a los politicos, en Alemania es todo lo contrario, si se comportasen de forma diferente que el pueblo no tendrían derecho a representarlo, así que tienen que actuar como cualquier ciudadano: andan a pie, en bicicleta, usan los medios colectivos de transporte, hacen sus compras en los supermercados, mercados, tiendas, etc.

La canciller alemana comprando embutidos y cabe destacar que ella también usa su bicicleta para movilisarse
La canciller alemana comprando embutidos y cabe destacar que ella también usa su bicicleta para movilisarse

En las fotos se puede ver en una a Angela Merkel, la canciller alemana, comprando embutidos en un supermercado y en la de abajo comprando en una tienda Gourmet.

Merkel Gourmet

Hannelore Kraft, la ministra-presidenta de Renania del Norte-Westfalia, el Estado federal alemán más poblado, como es socialista, de vez en cuando se aparece sin anunciarse en empresas de su Estado, para comprobar personalmente las condiciones de trabajo y tener oportunidad de conocer de cerca los problemas de la gente. Y como es de suponer toma el lugar de los empleados y vende los embutidos en un supermercado.

Los banqueros en Fráncfort, el centro de la economía alemana, en cuyas manos están las finanzas del país, van en bicicleta al trabajo como la mayoría de los empleados alemanes, incluyendo a mis hijos.

Peter Almeier mano derecha de Angela Merkel se moviliza en su bicicleta
Peter Almeier mano derecha de Angela Merkel se moviliza en su bicicleta

En esta foto se ve a Peter Altmeier, ministro de la cancillería y secretario privado de Angela Merkel, que también usa la bicicleta para ir a su oficina.

El uso de bicicletas y medios colectivos de transporte son muy populares porque tienen muchas ventajas: protegen el medio ambiente; evitan el estancamiento del tráfico y pérdida de tiempo; sirven de ejercicio y relajamiento para equiparar el estrés del día, y no menos importante, benefician el monedero.

el presidente de Suiza, Didier Burkhalter, el pais mas rico del mundo va en tren a su oficina
El  expresidente de Suiza, Didier Burkhalter, el pais mas rico del mundo va en tren a su oficina

En las redes sociales de América Latina circula desde hace un tiempo una foto que ha causado furor, en ella se ve a Didier Burkhalter, expresidente de Suiza, el país más rico del mundo, esperando en la estación de Neuchâtel, pequeña localidad a 38 km al oeste de Berna donde vive, por el tren que lo lleva a su oficina en Berna. El presidente suizo viaja en tren de su casa al trabajo como cualquier otro ciudadano, pues el tren es uno de los medios de transporte público más cómodos, seguros y rápidos en Europa.  Francoise Hollande, el presidente de Francia prefiere un medio más rápido, la motocicleta.

El presidente holandés viaja a su trabajo en su motocicleta.
El presidente Francés, Francoise Hollande, viaja a su trabajo en su motocicleta.

Por el contrario, la actitud de JOH de andar con muchos vehículos de escolta, usar helicóptero para movilizarse dentro de la misma ciudad y hasta de cerrar las calles por donde pasa, simboliza un alarde de poder que en el segundo país más pobre de América Latina no se le debería permitir.

La comprensible reacción de mis amigos alemanes encendió más el fuego que ardía dentro de mí y ya no tuve paz, y como presentía que se presentarían más irregularidades, decidí seguirle los pasos a JOH, lo que no fue fácil pues no vivo en Berlín y ningún medio de comunicación alemán se ocupó de él. La única alternativa que tenía para comprobar si los datos que daba la prensa hondureña eran correctos, era entrar a las páginas oficiales, donde se encuentran las agendas de trabajo de los funcionarios de las diferentes entidades y ver las fotos que publicaban. Fue así como pude verificar cuándo, por cuanto tiempo y con quién se había encontrado.

Les he contado con más detalle cómo fue mi trabajo de detective; pues algunos lectores de mi crónica opinaron que no había sido suficientemente explícita con la información.

Mi esposo se preocupa que en Honduras, donde se desconoce la mentalidad alemana, puedan surgir dudas de la veracidad de mis indagaciones, y ya que mi Virgencita me ha dado ideas de como corroborar mis imputaciones a JOH, he hecho una acotación que les quiero compartir. Pero para no hacerles muy largo hoy el relato lo dejo para después, mientras tanto les envío un afectuoso saludo desde la ya fría Baviera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *