Fondos de Plan de la Prosperidad serán para campaña política de nacionalistas: Hugo Noé Pino

Por: Redacción CRITERIO

redacción@criterio.hn

Tegucigalpa.-El actual gobierno ha mentido sobre la socialización de los fondos del Plan para la Prosperidad y los están esperando porque quieren  reforzar los programas que ellos  manejan actualmente y de esa forma liberar recursos para la próxima campaña política, advirtió a CRITERIO, el economista Hugo Noé Pino.

Hugo Noé Pino
Hugo Noé Pino

Sobre la Cuenta del Milenio, el analista económico y expresidente del Banco Central de Honduras, dijo que no calificar representa la pérdida de recursos externos que son donaciones para Honduras.

El primer tramo de la Cuenta del Milenio fueron alrededor de 250 millones de dólares, más de cinco mil millones de lempiras. “El hecho que no se haya calificado a esta iniciativa es una gran pérdida para la población porque esto se traduce en mejores carreteras y en programas de desarrollo rural o de asistencia social”.

No se aprobó porque seguimos arrastrando el lastre de la corrupción, de la falta de transparencia y de la falta de seguridad que son elementos que son calificados por la Cuenta del Milenio, detalló Noé Pino.

Consultado sobre las aseveraciones del presidente, Juan Hernández,  que en sus comparecencias internacionales dice que en Honduras todo es color de rosa, manifestó que “no podríamos  haber encontrado una situación más compleja y difícil que en muchos años y habría que preguntarle a los casi dos millones de hondureños que no tienen un empleo o al 63%, que en la última encuesta, manifiestan que si pudieran irse de Honduras no lo pensarían dos veces”.

El que quiera hacer aparecer que en Honduras la situación es bonancible se está mintiendo a sí mismo y le está mintiendo al pueblo, acotó.

Cuenta del Milenio Vrs Plan de la Prosperidad

Consultado sobre si la negativa de la Cuenta del Milenio afectará la entrada de Honduras al Plan de la Prosperidad propuesto por Estados Unidos para los países del triángulo norte de Centroamérica,  dijo que no cree que afecte, pues la primera tiene una reglamentación bien definida y es un programa a nivel mundial con puntajes e indicadores claros.

Mientras que el segundo,  responde a una crisis migratoria de niños no acompañados y a la continuación del flujo de migrantes hacia los Estados Unidos y tiene un objetivo de naturaleza más política.

A juicio de Noe Pino,  si habrán recursos de la Alianza para la Prosperidad, quizás no los mil millones de dólares que se había prometido en un inicio, pero podría aprobarse entre 600 y 700 millones.

La preocupación es que los gobiernos con justificaciones totalmente superficiales de consultas a la sociedad civil han dicho que los sectores hacia los cuales quieren dedicar esos fondos son seguridad y desarrollo humano, “y eso es totalmente falso y lo que quieren es reforzar los programas que ellos actualmente manejan y de esta forma liberar recursos para la próxima campaña política”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *