Pueblos originarios y abogados protestan contra minería en San Pedro Sula

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

mining

Varios  centenares de pobladores afiliados al  Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígena de Honduras (COPINH), el Movimiento Amplio por la democracia y la Justicia (MADJ), representantes del pueblo Tolupán y del movimiento indignado de Honduras se presentaron frente a un hotel de San Pedro Sula desde la noche de ayer y este jueves 13 de agosto se sumaron mas personas porque hoy dio inicio un congreso de minería.

Bertha Cáceres, coordinadora del COPINH manifiesta que, han llegado pobladores de diez departamentos de Honduras para protestar contra el conclave minero que significa violación de los derechos individuales y colectivos y un proyecto de dominación que va a acabar con la vida del pueblo.

Cáceres apuntó que,  minería significa saqueo del pueblo hondureño, significa destrucción a la vida humana y animal, los empresarios que han venido de otros países deben saber que el pueblo hondureño rechaza la explotación minera, hay una posición clara de los indígenas y demás organizaciones.

“Las instancias para defender a los pueblos en este país es un sueño, no ha habido proceso de consentimiento, esta es una de la practicas más depredadoras del planeta, la instancia sagrada somos los mismos pueblos”, reiteró Berta Cáceres, coordinadora general del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH).

Víctor Fernández, coordinador de la MADJ  dijo que,  las personas comenzaron a llegar desde el  miércoles y está representada una parte de la gente que se ha movilizado, pero que este jueves llegó más gente y estarán nuevamente en el hotel demostrándole al gobierno y a los inversionistas que las condiciones del país,  es la que plantean las comunidades,  condiciones de  completo rechazo  a la industria minera, no porque creen que es peligrosa, sino porque hay muestras claras que es peligrosa y porque hay una institucionalidad que es incapaz de controlar una industria que es dañina.

Agrego que la minería históricamente ha dejado despojos,  muerte y enfermedades al país y es muy importante que los inversionistas sepan que este es el ambiente que se van a encontrar, que hay un ambiente de inestabilidad e inseguridad jurídica en Honduras y que a partir de eso las comunidades están atentas a cualquier decisión que tome el gobierno.

Ya se tiene todo el recorrido que rechaza la industria minera porque ha dejado efectos desastrosos y por ello la rechazan y porque la minería implica una manifestación más de corrupción.

A San Pedro Sula a unos 248 kilómetros al norte de Tegucigalpa,  han llegado delegaciones de unos 28 países para participar en el cónclave minero, patrocinado por el gobierno hondureño.

Un contingente policial llegó hasta el hotel para impedir el acceso a los  manifestantes, quienes se pronuncian contra la minería en Honduras, pero hoy los han dejado manifestarse en paz. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *