Arrestan a exsecretario de la Presidencia de Guatemala por asociación ilícita

Por: Agencias

redaccion@criterio.hn

Ciudad de Guatemala.- El exsecretario general de la Presidencia de Guatemala, Gustavo Martínez (2012-2015), fue arrestado hoy debido a una acusación en su contra por tráfico de influencias y asociación ilícita, informó una fuente oficial.

Martínez, quien según medios locales es pareja de una hija de Pérez Molina, fue detenido en un sector residencial del sur de la capital por agentes de la Fiscalía contra la Corrupción y la Impunidad del Ministerio Público, en un operativo apoyado por la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig).

De 56 años de edad, el ahora exfuncionario renunció al cargo a principios de junio pasado y explicó que su dimisión era para “no desgastar” al Gobierno por señalamientos sin fundamento que han salido en su contra en los medios de comunicación.

Martínez participó sin éxito en las elecciones judiciales de octubre del año pasado, en un intento por ser electo magistrado de la Corte Suprema de Justicia.

Este jueves también fue detenido por tráfico de influencia el exministro de Energía y Minas Edwin Ramos Rodas Solares, quien apenas estuvo el cargo del 15 al 21 de mayo último, luego de la renuncia de su predecesor Erick Archila.

La fiscal general, Thelma Aldana, y el comisionado de la Cicig, el colombiano Iván Velásquez, explicaron en rueda de prensa que ambos funcionarios están implicados en una red de tráfico de influencias cuyo cabecilla era el particular César Augusto Medina Farfán, también detenido.

Velásquez explicó que Martínez, a petición de Medina, se valió de su cercanía con el presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, para poner en agenda una reunión con representantes de la empresa Jaguar Energy Guatemala, subsidiaria de la estadounidense Ashmore Energy International (AEI), a cambio de ciertos beneficios económicos.

El jurista aseguró que el mandatario nacional “no recibió” ningún beneficio y que Martínez “se aprovechó” de su posición para lograr beneficios propios.

Sostuvo que el tráfico de influencias quedó documentado en la interceptación de llamadas y en una reunión que el ahora exsecretario mantuvo con el representante de Jaguar Energy, el ciudadano estadounidense Ernesto Córdova, para quien han pedido una orden de captura internacional.

La Jaguar Energy Guatemala construye en el departamento de Escuintla una planta que generará 300 megavatios, a un costo de 900 millones de dólares, y en las conversaciones interceptadas se menciona que la generadora será “la más importante de Centroamérica”, dijo Velásquez.

El comisionado de la Cicig dijo que en esta red participó como “testaferro” la guatemalteca Karen Cancino, también arrestada hoy, quien firmó un contrato por seis meses con Jaguar por un monto de 20.000 dólares cada mes, que supuestamente sería el pago pactado por Medina para Martínez por sus gestiones.

Aldana y Velásquez explicaron que el monto de los beneficios que habría recibido la red

Siga esta noticia en Twitter: @criteriohn.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *