Médico y su familia huyen por extorsiones políticas y amenazas a muerte

Acompañado de su esposa e hijos,  el doctor José Manuel Chavarría, ha huido a los Estados Unidos, de América,  ya que son víctimas de la ola de inseguridad ciudadana y política que azota al país.

docEl Doctor José Manuel Chavarría, en el año 2006, cumplió su sueño de graduarse como médico general en Escuela Latinoamericana de Medicina,  con sede en La Habana, Cuba.

Lleno de ilusiones,  regresó a su país con el deseo de prestar sus servicios médicos a  su pueblo y logró colocarse por contrato en el Hospital San Francisco de Juticalpa en el gobierno de Manuel Zelaya Rosales, pero al llegar el Partido nacional al poder ya no le renovaron más su contrato por ser militante del partido Libertad y Refundación (LIBRE).

El galeno que residía en Juticalpa, se fue a laborar con la institución  PREDISAN, en el municipio de Dulce Nombre de Culmí, a unos 320 kilómetros al nororiente de la capital Tegucigalpa, como director de la Clínica Materno Infantil, bajo el modelo de Proyectos descentralizados de Salud, de la cual PREDISAN es Gestor.

En Culmí  Chavarría, se dio a querer por la comunidad y era muy respetado como médico y por su trato humanitario para con los pacientes de la comunidad,  pero al igual que a muchos ciudadanos luchadores,  este compatriota junto a su esposa comenzaron a recibir extorsión pidiéndoles dinero y pidiéndole que abandonara el puesto.

Según amistades el doctor había logrado tener ya un trabajo estable…porque desde que está el Partido Nacional en el poder se le dificultaba conseguir una plaza  ya que él se dio a conocer con el partido Libre y luchó por la restitución de Manuel Zelaya Rosales, cuestión que no es bien vista por las autoridades políticas del partido de gobierno.

Según un informante muy confidencial, que no quiso dar su nombre por seguridad, “el doctor Chavarría  era víctima de extorción y amenazas a muerte,  ya q hay gente nacionalista que no estaba conforme con verlo en el lugar que Dios y la vida le habían dado al Galeno”.

El medico comenzó a recibir mensajes para que abandonara el puesto de manera “voluntaria”, amenazándolo que si no se iba,  lo iban a matar a él y a su familia.

Los proyectos de salud comunitaria impulsados por algunas ONG´s y por ciertas municipalidades, son mal vistos por el sector gubernamental porque se interponen en sus planes de privatización de la salud.

Un mes atrás Chavarría interpuso la denuncia en la policía en la ciudad de Tegucigalpa, para que le ayudasen,  pero solo le tomaron una declaración y le manifestaron que para hacer una denuncia de ese tipo,  no tenía que salir del país y  que tenía que colaborar hasta que se atraparan a los hechores y darle el estatus  de testigo protegido, relató Agustín Medina, cuñado del galeno.

Medina apuntó que “mi cuñado no aceptó eso,  debido a la poca credibilidad que se tiene en la policía y porque  ser testigo protegido es mejor comprar un ataúd y hacer la cruz a su gusto,  ya que de eso no hay nada de protección”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *