Documentos ligan directamente al Partido Nacional con el fraude practicado al IHSS

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa. El periodista David Romero Ellner destapó aún más la corrupción que se ha venido denunciando en el Instituto Hondureño de seguridad social (IHSS) durante los últimos 8 a 10 meses.

El comunicador, director de Radio Globo y Globo TV,  presentó a sus oyentes y televidentes copias de cheques que fueron entregados por proveedores a nombre de la comisión de campaña y del mismo Comité Central del Partido Nacional.

Cheques y documentos en poder de Radio Globo y Globo TV vinculan directamente a la Comisión de Campaña del Partido Nacional. Sólo Insumedic entregó al Partido Nacional unos 17 millones de lempiras.

Romero destacó que la información presentada son documentos en poder del Ministerio Público y que están en manos de la línea de investigación de la Fiscalía contra el Crimen Organizado.

“Documentos que revelan a una serie de responsables que en la quiebra del Seguro Social, entre ellos  empresas mercantiles de reconocidas en el ámbito nacional, así como personajes e instituciones políticas y testaferros que por ser parte interesada, la Fiscalía General de la república ha estado obviando generar requerimientos fiscales contra estos,  que también caen en el delito de lavado de activos.

¿Cómo funcionaba esta operación ilícita? Quienes estaban atrás de estas maniobras y que hoy convierte en cómplice al Fiscal General de la Republica, a los tribunales de Justicia, a la fiscal Soraya Cálix y también al fiscal Roberto Ramírez Aldana.

“La fiscalía General de la República aun sabiendo que la información está y que la tienen contemplada en los expedientes no han querido proceder al contrario han pretendido hacer desaparecer la documentación y evidencias y agarrar como testigos protegidos a una serie de individuos y personajes, funcionarios del actual gobierno que recibieron dinero directamente de este acto de corrupción”. Señaló el director de Globo TV.

“La historia de la quiebra del Seguro Social se escribe desde la llegada al poder del Partido Nacional de Honduras con el triunfo de Porfirio “Pepe” Lobo.  Toda la cúpula del partido nacional sabía perfectamente bien lo que estaba pasando en el IHSS.”

Según Romero, “lo sabían Ricardo Álvarez como presidente del Comité Central del Partido Nacional, como el entonces presidente del Congreso Nacional Juan Orlando Hernández, el presidente de la comisión de salud del Congreso Nacional, Mauricio Oliva y también el propio presidente del ejecutivo Porfirio Lobo Sosa, porque este desfalco se dio en el marco de la estrategia de campaña para la continuidad en el poder”

“Hilda Hernández,  Oscar Álvarez y Roberto Ordoñez eran quienes recibían los cheques a nombre de la comisión de campaña del Partido Nacional”.

Por esa razón todos los contratos multimillonarios de adquisición de medicamentos, servicios y equipo médico, fueron avalados y aprobados en horas de la madrugada en el congreso anterior presidido por Juan Orlando Hernández, aun sabiendo que se trataba de un acto delincuencial, desleal e inmoral; los aprobaron y lo hicieron en horas de la madrugada.

Una vez concebido el negocio y la forma como iban a sacar el dinero para poder pagarle a los proveedores, la estructura del Partido nacional fue creado una serie de empresas fantasmas sobre las cuales recayó la responsabilidad de drenar, haciendo el papel de testaferros  para sacar el dinero del IHSS mediante un compromiso que les permitía mensualmente, hacerle una aportación a la campaña del Partido Nacional de Honduras.

Más adelante, Romero Ellner, explicó que “el desfalco del Seguro Social, no fue un acto ejecutado por principiantes sino que fue un proceso previamente planificado por las mentes más brillantes de la corrupción del partido nacional”

Apunto que “en el el desfalco al Seguro Social participaron altos dirigentes del partido nacional de honduras entre ellos Hilda Hernández actual ministra de Comunicaciones y Estrategias, el actual diputado y exministro de Seguridad Oscar Álvarez y el jefe de campaña de Juan Orlando Hernández, Roberto Ordoñez, actual ministro de Infraestructura y el actual presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, que en la legislatura anterior,  era el presidente de la comisión de salud.

“Empresas fantasmas creadas por los cerebros del desfalco, le drenaron al Seguro Social más de 2 mil millones de Lempiras”.

Fue así como se  crearon 10 empresas Improme,  Dipromed,  Insumed, Dipromedic, Corporación JM, Inversiones Sarper, Inversiones Astra cdopromed, insumedic y Edylis Comercial,  empresas estas,  que le saquearon al  IHSS más de 2 mil millones de Lempiras. Estas empresas le pasaban mensualmente fondos al comité central del PN para la campaña de JOH.

Todas estas empresas, luego de una auditoría forense practicada al IHSS, resultaron ser empresas de fachada o de maletín. Cada empresa de estas que recibieron fondos por supuestos servicios y entrega de insumos, estaban obligadas a trasladar un porcentaje de dinero al Comité Central del Partido Nacional.

Cheques reveladores depositados al partido nacional de Honduras indican como dinero, sustraído de estas actividades ilícitas fueron a parar a las cuentas de los nacionalistas.

No solamente la empresas de maletín cayeron en este acto doloso, también empresas legalmente constituidas se les obligo a que aportaran  a la campaña nacionalista mediante un canon o “coima”.

Es así que empresas como COINSER,  FARINTER,  Agencia Matamoros y otras empresas cuyos cheques fueron sustraídos del expediente,  pero que obran en poder de otras personas y empresas,  como copias de respaldo que se vieron obligados a aportar al partido Nacional.

Esta estrategia de corrupción fue la que llevo a la quiebra al Seguro Social y a comprometer a los principales personajes de la administración  de esa dependencia como: Mario Roberto  Zelaya Roja,  director del Seguro Social, José Ramón Berteti Osorio, José Alberto Zelaya Guevara, y la Tesorera,  puesta por Ricardo Álvarez y encargada de crear cerebralmente,  el mecanismo más idóneo para sacar el dinero del IHSS  sin dejar huella.

Todos los implicados como Lizeth López Matamoros de Dipromedic y Elys Comercial,  de Michel Alejandra Rojas Flores de Sumimed,  Ilsa Vanessa Molina de Insumedic, Alex Nahúm Sarmiento Zelaya de Inversiones Perasa S de R.L,  Carlos Gustavo Corrales Regalado de Suministros ASTRA,  John Charles Brown Velásquez de Corporación JM, José David Cardona Gómez y su hermana Maribel Cardona Gómez ambos de Insumedic, Mariano Argueta de Diprome, todos ellos fueron cómplices porque tenían conocimiento de que había que hacer transferencias al partido nacional para el manejo de su campaña.

De acuerdo a Romero Ellner,  “el CNA se convierte en cómplice porque nunca quiso que yo le diera las pruebas a pesar que los invitaba publicamente”.

La fiscal Soraya Cálix, es cómplice en este acto de corrupción porque conociendo todos estos datos cayó y quiso esconderlos. A los empleados de Soraya los llevaron (6 de ellos) a hacerles pruebas de confianza para interrogarlos si habían entrevistado con la prensa,  tratando de descubrir quién le había dado la información a David Romero.

De acuerdo a esos cheques el partido nacional recibió alrededor de 17 millones de las empresas proveedoras del Seguro Social.

Algunos cheques

  • Cheque numero 100 mil lempiras depositado el 27 de feb de 2013 en la cuenta 1100265154 del Banco Atlántida y  perteneciente al partido nacional de Honduras
  • Cheque con un valor de 550 mil lempiras depositado el 28 de febrero de 2013 a la cuenta 1100265154 Banco Atlántida.
  • Cheque # 282 por 75 mil lempiras depositados el 23 de marzo de 2013 en el banco Atlántida en la misma cuenta.

Esto prueba que solo en el mes de febrero les depositaron 650 mil lempiras para la campaña del actual presidente de la República.

Además, otras empresas aportaron hasta 325 millones de lempiras a la campaña electoral, Coinser entregó tres cheques: uno por 442 mil lempiras, otro por 465 mil lempiras y un tercero por 112 mil lempiras. Una empresa constituida dio 400 mil lempiras para el Partido Nacional.

David Romero dijo que hay otras empresas involucradas pero que se reservaba los nombres porque, algunas de ellas son quienes le han ayudado a recopilar las pruebas y los cheques.

En un país de leyes, la Fiscalía del Ministerio Publico debería llamar a declarar al expresidente Porfirio Lobo Sosa,  quien  confesó que sabía lo que estaba ocurriendo en el IHSS, pero que no actuó por no perjudicar a su partido en las elecciones de 2013.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *